Dolor de hombros

Posibles causas y tratamientos.

El hombro, la articulación más movible y quizás la más compleja del cuerpo, también es susceptible de presentar padecimientos. Éstos pueden ser el resultado de traumatismos, uso excesivo o artritis. He aquí una descripción de los problemas más comunes y qué puede hacer al respecto.

Desgarro del manguito rotador

Rasgaduras de los tendones o músculos que estabilizan al hombro que provocan dolor, debilidad o interferencia con las actividades cotidianas. El desgarro puede deberse al uso repetitivo, inflamación mal controlada, lesión traumática o degeneración por envejecimiento. Opciones de tratamiento: terapia de calor o frío, antiinflamatorios con o sin receta, fisioterapia y a veces cirugía.

Bursitis y tendinitis

Inflamación de los tendones o de la bursa (pequeña bolsita llena de fluido que amortigua la articulación), que genera dolor al levantar el brazo. Puede resultar del uso repetitivo, movimientos por encima de la cabeza, procesos inflamatorios o contracción del manguito rotador. Opciones de tratamiento: descanso, aplicación de hielo, antiinflamatorios con o sin receta, fisioterapia e inyección de corticosteroides.

Luxación o dislocación

Ocurre cuando uno de los huesos que forman el hombro se sale de lugar, sea la clavícula (hueso del cuello) de la escápula, o el húmero (hueso del brazo) de la cavidad del hombro (glenoidea). Generalmente es consecuencia de una caída o lesión, durante la cual se pueden dañar los tejidos blandos. Opciones de tratamiento: reinsertar el hueso (en caso de dislocación), descanso, empleo de una escayola, fisioterapia y a veces cirugía.

Polimialgia reumática 

Afección inflamatoria causante de dolor y rigidez matutina en los hombros (y a menudo el cuello y la cadera) que presenta principalmente a las mujeres después de los 50 años. Los síntomas pueden aparecer repentinamente y originar malestar generalizado. Tratamiento: corticosteroides, hasta tres años o más.

Hombro congelado

También llamado periartritis escápulohumeral o capsulitis adhesiva, este trastorno se caracteriza por rigidez o inmovilidad debida al engrosamiento del tejido conectivo que forma la cápsula del hombro (envoltura de ligamentos que rodean la articulación) donde el hueso del brazo (húmero) conecta con el hueso del hombro (omóplato).  Puede originarse por lesiones, ciertas enfermedades como la diabetes, o inmovilización prolongada del brazo. Opciones de tratamiento: antiinflamatorios sin receta y a veces cirugía.

Osteoartritis

Degeneración de la articulación superior del hombro, particularmente la acromioclavicular (formada por el acromion de la escápula y la claví­cula) y la articulación glenohumeral (escápulohumeral), que produce dolor y rigidez. Opciones de tratamiento: analgésicos sin receta y antiinflamatorios, inyecciones esporádicas de corticosteroides y a veces cirugía.

Artritis inflamatoria

Inflamación del recubrimiento de la cavidad del hombro y/o la articulación acromioclavicular. Opciones de tratamiento: antiinflamatorios con o sin receta, medicamentos modificadores de la enfermedad, fisioterapia y a veces cirugía para sacar la parte dañada de la clavícula o reemplazar la articulación.