Dolor de rodilla

Inyecciones y procedimientos a probar si los medicamentos orales no le sirven y no está listo para una cirugía.

Cuando los medicamentos orales no alivian el dolor de la rodilla, pero no está al punto de una intervención quirúrgica, una de las siguientes inyecciones o procedimientos podría servirle.

Suplementos de ácido hialurónico - Aunque no son técnicamente medicamentos, estas sustancias se inyectan en las articulaciones de la rodilla para complementar el ácido hialurónico que ya tiene de manera natural. En las articulaciones sanas el ácido hialurónico actúa como amortiguador y lubricante, permitiendo que las articulaciones se deslicen entre sí suavemente. No obstante, el ácido se parece descomponer en individuos con osteoartritis. Inyectarlo en una articulación puede bajar el dolor y la inflamación. Se inyecta semanalmente durante tres o cinco semanas, dependiendo del producto (como Synvisc y Hyalgan). Una pequeña cantidad de líquido articular se elimina primero para dejar espacio para el ácido hialurónico.

Inyecciones de corticosteroides - Los doctores a veces inyectan corticosteroides directamente en la articulación de la rodilla para eliminar pronto el dolor y la inflamación. Los beneficios duran desde días hasta más de seis meses. Aunque que las inyecciones alivian el dolor articular y carecen de muchos de los efectos secundarios de los corticosteroides orales, no están exentos de riesgos. Inyecciones periódicas en la rodilla podrían contribuir a la degradación del cartílago. Por ello, su médico probablemente limitará el número de inyecciones a recibir.

Artrocentesis - También llamada aspiración de líquido articular, la artrocentesis es la remoción del líquido articular a través de una aguja que se inserta en el espacio articular de la rodilla. Aunque el objetivo de eliminar el líquido que contiene para analizarlo en el laboratorio, la eliminación del exceso de fluido también sirve para aliviar rápidamente el dolor y la hinchazón. A menudo, después de haberlo sacado, los médicos usan el mismo sitio de punción donde se extrajo el líquido para inyectar una preparación de corticosteroides y / o anestésico en la rodilla para combatir el dolor y la inflamación.