Ocúpese de usted

 

Esto es crucial, pues cuidar a otro puede resultar agotador y exponerle a padecimientos cardiacos, depresión, hipertensión y otras condiciones crónicas comparado con quienes no tienen esta responsabilidad. Todo el tiempo y energía que implica atender a alguien con una enfermedad crónica puede acabar por dejarle exhausto, pero a menudo no hay más alternativa que continuar a pesar de ello.


Le serviría seguir algunas medidas preventivas de salud básicas y sencillas para mejorar su vitalidad, bienestar, y su habilidad de prestarle auxilio a su ser querido. Algunas ideas de sentido común son:

  • Hacer ejercicio a diario
  • Alimentarse adecuadamente
  • Dormir lo suficiente
  • Visitar al doctor regularmente
  • Divertirse o distraerse