Analgésicos tópicos

Alivie el dolor en donde lo siente

 

¿Qué es la artritis?
Aunque muchas personas crean que la artritis es una sola enfermedad, en realidad se trata de un término que abarca a cien enfermedades o trastornos diferentes que afectan a las articulaciones y los tejidos que las rodean. Algunos de estos trastornos pueden además involucrar otras partes del cuerpo, como la piel y los órganos internos.

La artritis puede causar rigidez, dolor e hinchazón, deformidad y pérdida del uso de las articulaciones. La gravedad de la misma varía en cada persona e incluso de un día a otro.

La artritis es comúnmente crónica, o sea que puede durar toda la vida. La artritis se puede presentar en cualquier persona y a cualquier edad, hasta en niños. Más de 50 millones de personas en los Estados Unidos tienen algún tipo de artritis.

Osteoartritis
Se calcula que unos 27 millones de personas en Estados Unidos viven con la forma más común de artritis, llamada osteoartritis, conocida también por sus siglas OA. La información que presentamos aquí se dedica principalmente a los que tienen OA. Aunque este trastorno afecta a individuos de todas las edades, la OA es más común a partir de los 55 años de edad.

La OA provoca cambios en el recubrimiento, el cartílago, el hueso y el fluido de las articulaciones. Estas alteraciones pueden generar dolor, rigidez, hinchazón y dificultad para mover las articulaciones. Cualquier articulación puede verse afectada, pero con más frecuencia se la observa en las rodillas, la espalda baja, las caderas, el cuello, las articulaciones pequeñas de los dedos, la base del pulgar y del dedo gordo del pie, así como también en los hombros. Diversos factores, como los genéticos, la edad, las lesiones o el uso excesivo y la obesidad pueden contribuir en la predisposición de una persona a la enfermedad. Presentar uno o más de estos factores puede ser determinante en quién desarrollará OA.

Esta información no cubre todos los usos, acciones, precauciones, efectos colaterales o interacciones posibles de los analgésicos tópicos. No debe remplazar el consejo y guía de su médico. Si tiene dudas respecto a éstos u otros fármacos, pregúntele a su doctor o farmacéutico. La Arthritis Foundation no avala ninguna marca o medicamento genérico.

Cómo controlar el dolor de la OA
Afortunadamente hay muchas cosas que puede hacer para controlar la OA y reducir su impacto en su estilo de vida. Un buen programa de tratamiento diseñado a la medida de sus necesidades puede incluir terapia física u ocupacional, control de peso, ejercicio apropiado y medicamentos. El reducir el estrés cotidiano y escuchar a su cuerpo para equilibrar el descanso con la actividad son estrategias de autocontrol claves. El objetivo es tratar de disminuir el dolor y la rigidez articular, mejorar el movimiento de las articulaciones y aumentar su capacidad para ejecutar actividades diarias.

Aquí presentamos los medicamentos analgésicos que se aplican directamente en la piel, es decir, de uso tópico y que se emplean para aliviar el dolor causado por la OA.

¿Quién puede beneficiarse del uso de medicamentos tópicos?
Los analgésicos tópicos o de uso externo no son para todas las personas con artritis. Pero si su artritis es de leve a moderada, presente en solo una o pocas articulaciones, tales como las rodillas o las manos, y desea evitar algunos de los posibles riesgos relacionados con los analgésicos orales (que se toman por la boca), quizá sea un buen candidato. Sin embargo, si toma medicinas orales pero requiere alivio adicional de vez en cuando, cuando está más activo que de costumbre o pasa por un episodio agudo de artritis por cualquier razón, este tipo de medicamentos le puede servir.

Las recomendaciones del Colegio Americano de Reumatología para el tratamiento de la OA de rodilla indica que los analgésicos tópicos que se presentan a continuación pueden ser útiles para quienes tienen dolor de leve a moderado y que no responden al acetaminofeno (paracetamol) o no quieren una terapia sistémica (como tomar pastillas). Los agentes tópicos no son aconsejables para la OA de cadera ya que esta articulación está rodeada de muchos músculos grandes, de modo que los medicamentos de uso externo no se absorberían bien dentro de dicha articulación.

Si nota que depende de estas preparaciones tópicas para el alivio del dolor más y más seguido, debería consultar con su doctor. La enfermedad podría estar cambiando o su programa de tratamiento quizá no sea tan efectivo como debería serlo.

¿SE PUEDE PREVENIR LA OSTEOARTRITIS?
Los doctores piensan que ciertos individuos pueden reducir el riesgo de desarrollar OA o retrasar su aparición siguiendo las siguientes recomendaciones:
• Conserve un peso saludable o pierda cualquier exceso de peso.
• Participe en actividades físicas con regularidad.
• Evite lesiones en las articulaciones.
• Adapte los trabajos que requieran cargar peso o doblar las rodillas.

Analgésicos tópicos de venta sin receta

Los analgésicos son fármacos que ayudan a aliviar el dolor. Posiblemente formen parte del plan de tratamiento creado por usted y su doctor. Le pueden servir para aminorar algunos de los síntomas más comunes de la OA, como dolor articular, que típicamente empeora por la tarde, después de las actividades del día y el dolor causado por el debilitamiento de los músculos adyacentes a la articulación debido a la inactividad.

La forma de presentación de los analgésicos tópicos puede ser en crema, gel, ungüento, pomada, parche y aerosol, que se aplica en la región de la piel donde está la articulación o músculo que le duele para obtener un alivio temporal. Puede elegir de una variedad de productos de venta libre así como de unos cuantos con receta. Su meta de reducción del dolor es la misma, pero por distintas rutas.

Enseguida encontrara la información sobre las distintas clases de analgésicos tópicos de venta sin receta y cómo funcionan:

Contrairritantes
Estos productos le distraen del dolor de la artritis al estimular o irritar las terminaciones nerviosas de la piel. Inducen una sensación de frío o calor que distrae al cerebro del dolor de la articulación. Los ingredientes que lo provocan son el mentol, el salicilato de metilo (aceite de menta), el alcanfor, el aceite de eucalipto, el aceite de trementina, el dihidrocluroro y el metilnicotinato. Estas sustancias se hallan en los productos IcyHot, Salonsip Aqua-Patch, Therapeutic Mineral Ice, Eucalyptamint, Flexall y Biofreeze.

Recuerde: algunos de estos productos son inodoros y otros poseen olores medicinales fuertes. Quizá tenga que probar varios hasta encontrar el que más le agrade.

Capsaicina
Este es un compuesto altamente purificado extraído del chile o ají rojo (también conocido como pimienta de cayena). Actúa mermando la cantidad de un neurotransmisor llamado sustancia P de las terminaciones nerviosas donde causa dolor. El efecto del medicamento pudiera no ser inmediato; por lo general, empieza a sentirse en una o dos semanas. Ejemplos de cremas con capsaicina son los productos Zostrix, Zostrix HP y Capzasin.

Recuerde: ciertas personas perciben una sensación de ardor o escozor en el sitio de aplicación de la crema, pero usualmente desaparece con del uso continuo después de un par de semanas. Siga las indicaciones sobre el número de aplicaciones recomendadas. El usar la capsaicina menos veces al día no disminuirá las sensaciones de ardor o escozor y podría extender su duración. Cuídese de que la crema no entre a los ojos, nariz o boca. Considere aplicarla con guantes desechables, a menos que también la use para la artritis de las manos o dedos.

Salicilatos
Estos analgésicos contienen ingredientes como los de la aspirina oral, e inhiben la síntesis de las prostaglandinas (sustancias similares a las hormonas que contribuyen al dolor). Los salicilatos de uso externo también pueden estimular o irritar las terminaciones nerviosas. Este efecto contrairritante hace que la piel se sienta caliente o fría, lo cual distrae la atención de la articulación dolorosa. Ejemplos de algunos de ellos son las marcas Bengay, Aspercreme, Mobisyl y Sportcreme.

Posiblemente decida probar un producto que combine algunos de estos ingredientes activos para atacar el dolor articular. Por ejemplo, el linimento Heet, contiene alcanfor (un contrairritante), capsaicina y salicilato de metilo. Los ingredientes activos en la fórmula de Bengay para la artritis son el mentol y el salicilato de metilo.

Recuerde: antes de emplear pomadas o aerosoles con salicilatos, consulte con su doctor si está tomando anticoagulantes o si es alérgico a la aspirina.

Analgésicos tópicos con receta

Geles y soluciones con diclofenaco
En octubre del 2007 la FDA (Administración de Fármacos y Alimentos) aprobó el primer tratamiento vía tópica por prescripción médica para el dolor de la artritis. El gel Voltaren es una fórmula nueva del AINE (antiinflamatorio no esteroide) diclofenaco, que es el ingrediente activo en su presentación oral. Se usa para mitigar el dolor de la OA en las articulaciones de las rodillas y las manos.

La FDA aprobó en noviembre del 2009 un segundo analgésico de uso externo cuyo ingrediente es el AINE diclofenaco sódico. La solución tópica Pennsaid se emplea para el tratamiento de los síntomas de OA de la rodilla.

Los medicamentos AINE son la principal clase de fármacos para la artritis. Funcionan deteniendo la producción natural del cuerpo de compuestos llamados prostaglandinas que son responsables del dolor y la inflamación de muchos tipos de artritis. Algunas prostaglandinas también protegen el revestimiento del estómago frente a los ácidos gástricos. Así que ingerir estos medicamentos aumenta la vulnerabilidad a úlceras y problemas estomacales. Algunos AINE también pueden incrementar el riesgo de coágulos sanguíneos peligrosos, ataques cardiacos y derrame cerebral.

PRECAUCIONES AL USAR ANALGÉSICOS TÓPICOS
Los analgésicos de venta sin receta pueden ser seguros siempre y cuando siga rigurosamente las instrucciones del producto.
• No se deben emplear en conjunto con compresas calientes o vendas.
• No las use sobre piel irritada o con cortaduras.
• Si se pone la crema o gel con las manos, láveselas perfectamente antes de tocarse los ojos u otra membrana mucosa.

La ventaja potencial de los AINE tópicos es que ofrecen una reducción del dolor articular con menos efectos secundarios en comparación a los AINE de administración oral. Esto se debe a que no pasan por el estómago y ejercen su acción analgésica a través de la piel, donde el cuerpo absorbe menos medicamento. No obstante, los AINE de uso externo no dejan de poseer riesgos. Una advertencia sobre posible daño al hígado se añadió recientemente a todos los productos con diclofenaco, tanto orales como tópicos, incluyendo una recomendación para que los doctores ordenen análisis sanguíneos de cuatro a seis semanas luego de iniciado el tratamiento para monitorear la función hepática.

Recuerde: la probabilidad de presentar efectos adversos aumenta si usa los analgésicos tópicos junto con otros medicamentos modificadores de la enfermedad para artritis inflamatoria, así como AINE con o sin receta (Advil, Aleve, Motrin), acetaminofeno (Tylenol) o antigripales que los contengan. Además, no se ponga protector solar o cosméticos junto con medicamentos de vía tópica, ya que puede interferir con su absorción.

La importancia del estilo de vida
Aun cuando los analgésicos tópicos le pueden auxiliar a calmar el dolor de la artritis, las decisiones de salud que toma durante su vida le ayudarán inmensamente a controlar exitosamente la OA.

Ejercicio
El incorporar tres clases de ejercicio en su vida puede mejorar su condición física y salud en general. Específicamente, hacer ejercicio puede aliviar el dolor, darle más energía, ayudarle a dormir mejor, fortalecer el cuerpo y el corazón, además de elevar su autoestima y sensación de bienestar.

Los estiramientos suaves y lentos pueden ayudarle a mejorar la flexibilidad, la amplitud del movimiento, y a prevenir la rigidez de las articulaciones. Su médico o especialista en rehabilitación puede enseñarle estiramientos para hacer en casa. Previa aprobación de su doctor, tal vez le interese probar las clases de tai chi o yoga. Estos tipos de ejercicio no solo estimulan la flexibilidad, sino que aumentan la fortaleza de los músculos y le ayudan a relajarse.

Participar en ejercicios aeróbicos de bajo impacto es clave para controlar la artritis y disminuir el dolor. Los ejercicios aeróbicos en agua, caminar y montar en bicicleta estacionaria no ejercen tanta tensión en las articulaciones como lo hacen otros tipos de ejercicio aeróbico, pero sí le brindan un buen entrenamiento.

No hace falta que levante pesas como un fisicoculturista, pero hacer ciertos ejercicios que mantengan o aumenten la fortaleza y resistencia muscular alrededor de las articulaciones afectadas es importante. Pida a su proveedor de servicios de salud que diseñe un programa sencillo que pueda volverse fácilmente parte de su rutina diaria.

SERIES DE MEJORAMIENTO DE LA CALIDAD DE VIDA
La Arthritis Foundation ofrece una serie de programas basados en evidencia para todos los niveles de condición física. Dirigidos por instructores certificados, estos programas se diseñaron para las personas con artritis. Elija entre caminar, ejercicios en tierra o acuáticos y tai chi. Para mayor información, visite nuestro directorio e ingrese su código postal para ver los programas que ofrece su oficina local.

Vigile su peso
El ingerir alimentos nutritivos para mantener el peso recomendado, o perder el exceso de peso disminuye el dolor al reducir la tensión en las articulaciones que soportan peso tales como las caderas, las rodillas, la espalda y los pies. Tener sobrepeso aumenta el riesgo de desarrollar osteoartritis durante cualquier momento de su vida. Por cada libra de peso que sube, se ejerce una tensión extra de 4 libras por rodilla.

Duerma bien
El dormir bien lo repone, permitiéndole lidiar mejor con el dolor. También permite que las articulaciones descansen para reducir el dolor y la hinchazón. Establezca un horario regular y una rutina relajante para irse a la cama que sean conducentes al sueño.

Aprenda a relajarse
Sentir dolor causa estrés físico y emocional. Su cuerpo responde apretando los músculos, con una respiración veloz y superficial, acelerando el ritmo cardiaco y la presión sanguínea. La relajación disminuye estos efectos negativos brindándole una sensación de autocontrol que le facilita lidiar con el dolor. Existen diversos métodos para alcanzar la relajación, tales como visualización guiada, oración, hipnosis, meditación y audios para relajarse. Encuentre el que más le convenga.

El futuro de los analgésicos tópicos
Las preparaciones con AINE de aplicación tópica, empleadas ampliamente en el extranjero, bien podrían ser más comunes en Estados Unidos. Varias de ellas están entrando a los procesos de aprobación de la FDA.