Las mejores especias para la artritis

Ingredientes antiinflamatorios para sazonar su comida

A la hora de preparar la comida, a menudo los ingredientes principales son el foco de atención, y las especias aparecen, cuando mucho, en segundo término. Pero cuando se sigue una dieta antiinflamatoria para ayudar a disminuir el dolor y la inflamación de la artritis, los investigadores indican que no hay que olvidar los beneficios potenciales de las especias que se usan para sazonar las comidas.

Según Kim Larson, miembro de la Academia de Nutrición y Dietética “Mientras más alimentos antiinflamatorios y especias consuma, mejor combate la inflamación crónica” y añade “Creo que la gente a menudo se sorprende de la magnífica fuente de antiinflamatorios que pueden ser las especias”.

Cuando se tiene artritis, las articulaciones y a veces otras partes del cuerpo se hinchan, y muchas especias inhiben algunas de estas vías inflamatorias. Aunque una pizca de canela en su avena sea infinitesimal, los condimentos pueden resultar significativos  cuando consume una variedad de ellos a lo largo del día.

Si le agrega un poco de canela a su licuado o cereal matutino, luego toma té de jengibre a media mañana, después come algo con pimienta y ajo en el almuerzo y la cena, todo eso tendrá un efecto aditivo. Experimente con nuevas recetas y trate de incorporar especias en cada comida, a modo que obtenga beneficios antiinflamatorios durante el día.

Téngalo en cuenta la próxima vez que se halle en la cocina y considere las siguientes especias.

Ajo

El ajo es un condimento delicioso en una multitud de platillos. Igual que la cebolla, contiene bisulfito de dialilo, compuesto antiinflamatorio que limita el efecto de sustancias pro inflamatorias llamadas citocinas.  De ahí que el ajo ayude a combatir el dolor, la inflamación y el daño al cartílago en las personas con artritis. Opte por ajo fresco, ya que al embotellarlo se le pueden añadir conservantes y durante el procesamiento disminuir su potencia.

Cúrcuma

La cúrcuma es el compuesto activo de la raíz de esta planta; bloquea citocinas inflamatorias y enzimas en dos vías de inflamación. Varios ensayos clínicos en humanos han mostrado su beneficio antiinflamatorio, que se traduce en menos hinchazón y dolor en las articulaciones. La especia es popular en curris y otros platillos de la India. Es más efectiva mezclada con pimienta negra, que ayuda a que el cuerpo la absorba mejor, así que cómalos juntos cuando pueda.

Jengibre

Las sustancias que inhiben la inflamación en este condimento son los gingeroles y sogaoles. Además, algunos estudios han demostrado que el jengibre puede también reducir los síntomas de la osteoartritis, aunque no siempre es así. El jengibre es muy versátil, se puede consumir en platillos dulces o salados. Lo mejor es ingerirlo fresco. Una buena forma de añadir jengibre a su dieta es tomándolo como té: ponga un pedacito del tamaño del pulgar o menos de esta raíz fresca en agua hirviendo por 30 a 60 minutos.

Canela

Contiene los antioxidantes cinamaldehído y ácido cinámico que ayudan a inhibir el daño celular causado por radicales libres. No obstante, se necesita más investigación para hacer recomendaciones formales sobre su uso. La canela es deliciosa en avena o batidos, pero no es lo suficientemente fuerte sola para brindar un efecto terapéutico. Empleada junto con otros alimentos y especias, podría aportar un efecto antiinflamatorio a lo largo del día.

Guindilla (chile en polvo)

Los chiles contienen sustancias naturales llamadas capsaicinoides que poseen propiedades antiinflamatorias. La guindilla (chile piquín) y otros chiles secos sazonan salsas, adobos y aderezos. Dependiendo de su gusto por el picante, use con moderación.

Recuerde

Cuando pruebe una especia nueva, inicie con poco y vaya añadiendo más después de haber probado el platillo. Empiece con media a una cucharadita para la mayoría de las especias, excepto en el caso del chile (comience por ¼ de cucharadita o menos).

Por lo general son preferibles las especias frescas, pero los expertos dicen que las secas  también pueden ser beneficiosas. Larson explica que estando deshidratadas, los antioxidantes de encuentran concentrados en pequeñas cantidades poderosas.

Considere la  amplia variedad de alimentos que puede condimentar. Son maravillosas en salsas, caldos y aderezos; en verduras, legumbres, papas, pasta, arroz, quinoa, sopas y guisados.