¿Sabía que el primero de noviembre es el día mundial del veganismo? 

Modifique su dieta para combatir la artritis

Si es usted hispano (o católico), seguramente le sorprenderá que este mismo día que inicia en México la conmemoración de los Fieles Difuntos (más populamente conocido por el 2 de noviembre como "El Día de los Muertos") se celebre el día internacional del veganismo. Los británicos Elsie Shrigley y Donald Watson, crearon esta terminología que diferencia a los vegetarianos (que consumen varios tipos de productos animales), de quienes se abstienen por completo de comer animales y sus derivados. 

Desde 1994 se fundó la Sociedad Vegana del Reino Unido, cuyo fin es concientizar a las personas de los efectos nocivos para la salud y las prácticas poco éticas con las que se produce la carne y los productos derivados de los animales para su consumo. Además, tiene como objetivo informar sobre estilos de vida ecológicos y respetuosos con la naturaleza. Esta filosofía se ha extendido por todo el planeta y actualmente se encuentra en gran apogeo, pues va mano en mano con los movimientos para combatir el cambio climático.

Modifique su dieta para combatir la artritis

Múltiples estudios han demostrado que eliminar por completo los productos animales mejora los síntomas de la artritis, afirma la Dra. Heidi Turner de la Clínica de Artritis en Seattle. “Debido a que es de origen vegetal, es naturalmente antiinflamatoria”, añade.

Los estudios con pacientes de artritis reumatoide muestran que las dietas veganas parecen disminuir la rigidez matutina y el dolor, y reducir la liberación de sustancias antiinflamatorias que causan destrucción articular.

Según la especialista en nutrición Dana Pitman, del Hospital de Cirugía Especializada en New York City, la mayoría de la gente comienza a notar mejorías unas dos semanas posteriores al inicio de una dieta antiinflamatoria.

“Cuán significativo sea el cambio y cuán pronto lo detecte, depende en gran medida de en qué consista su dieta”, asevera. “Si estaba repleta de alimentos procesados y azúcar y de repente cambia a un régimen de alimentos naturales, mínimamente procesados, se sentirá muy mal los primeros días porque estará en un periodo de abstinencia (de azúcar, por ejemplo). Pero una vez que lo supere, se sentirá estupendamente. Tendrá un alto nivel de energía, mucha gente se deshincha y se siente más ligera.

“En general, la mayoría advierte un rendimiento más alto cuando obtiene los nutrientes que el cuerpo necesita para realizar sus funciones cotidianas”, concluye

Para más información, visite:

Libros: