Nueces y frutos secos

Los ácidos omega-3 de las nueces pueden bajar la presión sanguínea

Un puñado de nueces puede servirle para el corazón. Pero las personas con artritis reumatoide (AR), cuyo riesgo a enfermedades cardiacas es el doble que el de los adultos sanos, podrían beneficiarse de su consumo.

Almendras, avellanas, cacahuates, pistachos y nueces (pacana y de nogal) están respaldados con suficiente evidencia científica para conseguir el reconocimiento de la FDA por sus cualidades protectoras al corazón. La mayoría de las nueces son buenas fuentes de fibra, antioxidantes y grasas insaturadas.

Las nueces de nogal, empero, son especiales porque, a diferencia de otras nueces, son ricas en ácidos grasos omega 3. Estas sustancias reducen muchos riesgos de problemas cardiovasculares y pueden relajar los vasos sanguíneos, lo que puede contrarrestar la tensión del corazón. En un estudio encabezado por la Dra. Sheila West, de la Universidad de Pennsylvania, se encontró que una dieta diaria con nueces o aceite de nuez disminuyó la presión sanguínea basal (en reposo) y la presión en respuesta al estrés. Además, los participantes del estudio que añadieron nueces de nogal y aceite de linaza a sus dietas presentaron niveles menores de proteína C reactiva, marcador de inflamación asociado a la artritis y a las enfermedades cardiacas.

Solo asegúrese de bajarle a otras fuentes de grasa y calorías y haga la prueba, especialmente si tiene algún tipo de trastorno inflamatorio.