Seleccione la fruta más fresca para combatir la inflamación (y sepa cuándo está lista o pasada)

 

La fruta es baja en grasa, sodio y calorías, lo cual le puede ayudar a mantener un peso saludable, y es rica en nutrientes que ayudan a combatir la inflamación. Además, es deliciosa.

Si evita la sección de frutas por no saber elegir la fruta más fresca (¿una pera dura como piedra realmente madurará en casa? ¿cómo sé si un melón está maduro?) o le preocupa perder el dinero si la fruta se estropea antes de comerla, aquí estamos para ayudarle. Vea los consejos para encontrar las frutas más frescas y su almacenamiento para que le duren más.

Bayas: Escoja bayas regordetas de color profundo. Dejan de madurar una vez fuera de la vid y hay una línea fina entre madura y podrida. La tinción en la parte inferior del recipiente indica demasiado madura. Almacenadas en un tazón de vidrio forrado con papel y dentro de la nevera, las bayas durarán hasta cuatro días.

Naranjas: Las más dulces ceden un poco bajo presión y tienen la piel brillante y delgada. Algunas variedades no son muy anaranjadas; pueden tener un tinte verde incluso maduras. Las naranjas y otros cítricos durarán hasta 2 semanas si se guardan en la nevera.

Melones: Los melones estarán listos cuando sean fragantes. Una vez maduros, manténgalos en la nevera (lejos de las verduras), le durarán hasta cuatro días.

Kiwis: Colóquelos afuera del refrigerador para que maduren. Un kiwi está listo cuando cede ante una presión suave. Lo mejor es guardar los kiwis a temperatura ambiente hasta que maduren; una vez que la fruta esté lista, llévela a la nevera, donde durará hasta tres semanas.

Mangos: Deje madurar los mangos a temperatura ambiente. Estarán listos para comerse cuando sean ligeramente blandos y muy fragantes. Un poco de moteado o magulladuras no afectarán el sabor. Una vez maduros, colóquelos en el refrigerador. Durarán hasta cuatro días.

Peras: Las peras se maduran cuando se dejan a temperatura ambiente. Cuando el extremo del tallo de la fruta ceda a la presión suave, estará lista para comerse. La fruta madura puede almacenarse en el refrigerador unos 5 días.

Granadas: La fruta se envía madura. Para el mejor sabor, elija una granada brillantemente coloreada con la piel intacta. Durarán hasta dos meses en el refrigerador.

Piñas: Escoja una que esté totalmente madura - de matiz amarillo, hojas verde oscuro y ligeramente firme con un olor dulce. La piña se puede almacenar entera en la nevera (con el penacho) o pelada, cortada en rodajas y puesta en un recipiente tapado. Durará hasta una semana en el refrigerador.

Manzanas: La fruta está completamente madura cuando se recoge. Busque las de piel firme y lisa sin zonas blandas. Las manzanas permanecerán frescas durante un máximo de seis semanas si las guarda en una bolsa de plástico en el refrigerador.

Plátanos: Compre los plátanos cuando estén verdes y firmes. Madúrelos en casa (una penca colgada en un área fresca de la cocina se mantendrá por una semana). Los plátanos están maduros cuando las cáscaras se vuelven amarillas con tonos marrón.

Duraznos, nectarinas: Estas frutas con semilla se venden generalmente "maduras cuando se escogen", pero la fruta todavía puede ser bastante firme. Evite las frutas duras como piedra (los duraznos y las nectarinas se volverán suaves y jugosos si las deja afuera de la nevera algunos días). Guárdelos en una bolsa de papel a temperatura ambiente hasta que estén maduros y luego póngalos en la nevera donde durarán hasta una semana.

Cerezas: La fruta deja de madurar después de recogida. Compre sólo las cerezas regordetas y firmes unidas a sus tallos. Las cerezas durarán hasta dos semanas si las guarda en un recipiente cubierto en la nevera.