Pelota de ejercicio

La pelota de ejercicio, también conocida como suiza, balón de fisio, balón de estabilidad o balón de equilibrio, se utiliza para promover una buena propriocepción (sentido mediante el cual se tiene conciencia de la posición de los músculos del cuerpo) y aumentar la fuerza del  tórax (músculos del abdomen, la pelvis y la espalda). Se pueden realizar varios ejercicios mediante la pelota, que asimismo fortalecerán brazos y piernas. Se emplean muchas posiciones distintas, además de sentarse en la pelota. Los ejercicios pueden precisar que se acueste sobre la pelota, que ponga los pies en ésta, o que coloque la pelota por detrás contra la pared, entre otros. Los ejercicios se pueden modificar y adaptar según su artritis; también se puede cambiar el nivel de dificultad de acuerdo a su condición física.

Modificaciones

Modificaciones específicas dependerán de las articulaciones afectadas, pero puede considerar las siguientes.

• Ejercicios que requieren que el individuo cargue peso en las manos se pueden alterar usando agarraderas o soportando el peso en los antebrazos.

• Pueden usarse vendas o abrazaderas en las articulaciones afectadas para dar más apoyo.

Ideas

• Elija la pelota de tamaño correcto. Cuando se siente en la pelota con los pies planos en el suelo, las caderas y las rodillas deben estar a un ángulo de 90 grados con los muslos paralelos al piso.

• Mantenga la pelota inflada adecuadamente. Una pelota más suave hará el ejercicio demasiado fácil y menos eficaz. Por el contrario, aire en exceso en la pelota hará que el equilibrio sea demasiado difícil.

Evolución

• Al principio quizás necesite que alguien le sostenga la pelota, o puede usar una base para la misma.

• Vaya agregando más ejercicios desafiantes y más repeticiones como avance y mejore su condición física.

 

Esta es información general de la pelota de ejercicio. Para adaptaciones específicas y resultados personalizados según su artritis y nivel de condición física consulte con un entrenador experimentado o vaya a nuestro sitio en inglés  

 

NOTA: Esta herramienta no constituye una recomendación médica. Su propósito es únicamente informativo. No sustituye consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Comuníquese con su doctor antes de participar en las actividades descritas en esta herramienta.