Haciendo ejercicios en su jacuzzi o piscina


Al entrar al jacuzzi o piscina relájese y disfrute de la tranquilidad del agua. Cuando sus músculos y articulaciones se sientan más cómodos y relajados, lentamente empiece su rutina de ejercicios. Dése suficiente tiempo después del ejercicio para relajar los músculos otra vez antes de salir del agua. Como el agua facilita la ejecución de los ejercicios, deberá tener cuidado de no excederse en su rutina de ejercicios cuando empiece un nuevo programa. Los siguientes ejercicios pueden hacerse sentado en el jacuzzi o parado en la piscina. Hable con su doctor o fisioterapeuta para determinar cuáles ejercicios son adecuados para usted. La Arthritis Foundation recomienda los siguientes lineamientos cuando haga ejercicios acuáticos:

  • Sumerja la parte del cuerpo que esté ejercitando.
  • Mueva la parte del cuerpo lenta y suavemente.
  • Empiece y termine con ejercicios sencillos.
  • Mueva la articulación a lo largo del rango completo de movimiento si le es posible. No fuerce la movilidad, sino estírese suavemente.
  • Haga de tres a ocho repeticiones según las tolere.
  • Siga la regla de las dos horas. Si tiene más dolor dos horas después del ejercicio que antes de éste, probablemente ha hecho demasiado. Haga menos repeticiones la próxima vez.
  • Esté consciente del debilitamiento o fatiga que siguen al ejercicio en agua caliente.
  • Comience lentamente y no se exceda.
  • Ratifique con su doctor antes de hacer cualquier ejercicio si usted tiene daño de las articulaciones o ha tenido cirugía de reemplazo de las articulaciones.

 

Ejercicios para practicar en la piscina

 

Ejercicios para la piscina o el jacuzzi