Elija acertadamente un programa para adelgazar

Sobran los programas para adelgazar, ¿mas cuál elegir? Los expertos comparten sus consejos para tomar buenas decisiones.

Decidir que ha llegado el momento de adelgazar, ya sea por las articulaciones, la salud cardiovascular o la reunión de exalumnos de su secundaria, le presenta aún otra opción: ¿cómo hacerlo? Los programas para adelgazar estructurados pueden ser el mejor medio para alcanzar sus metas.

El Registro Nacional de Control de Peso, cuya base de datos contiene información de más de 10,000 individuos que han perdido 30 libras o más sin recuperar el peso durante al menos un año, muestra que aproximadamente la mitad de ellos lo hizo por su cuenta y la otra mitad participó en un programa estructurado.

"A menudo, la gente puede lograr grandes cosas por su cuenta," dice el Dr. Howard Eisenson, director de Duke University’s Diet and Fitness Center en Durham, NC. Algunos individuos, sin embargo, especialmente quienes tienen más de 25 libras que perder o quienes se sienten "atrancados" después de algunos fracasos de dietas, pueden alcanzar sus metas más fácilmente mediante una rendición de cuentas adicional y el apoyo inherente a un programa para adelgazar estructurado, dice Eisenson.  

Hay cientos de opciones a la hora de seleccionar un programa, desde los regímenes supervisados por un médico hasta la formación de grupos a planes de reemplazo de comidas, y algunos ellos son baratos. Aquí, los doctores. Eisenson y Adrienne Youdim, del Cedars-Sinai Weight Loss Center en Los Angeles, ofrecen ideas de qué buscar y qué anular, a la hora de elegir un programa para adelgazar.

Fíjese en:

  • Un enfoque equilibrado. El programa debe abordar y enfatizan hábitos alimenticios más sanos, mayor actividad física, estrategias conductuales y modificaciones que promuevan un cambio duradero.
  • Un equipo profesional. Busque programas de líderes con experiencia, credenciales y educación profesional adecuada. Esto incluye a especialistas en nutrición, entrenadores personales certificados y personal médico con formación especializada en medicina bariátrica o control de peso.
  • Un plan individualizado. Un plan personalizado, dice el Dr. Eisenson, requiere una evaluación exhaustiva de su estado de salud actual, así como una valoración reflexiva de sus necesidades, objetivos, recursos y retos físicos y emocionales.
  • Flexibilidad. Los planes extremos con restricciones severas, que eliminan o demonizan a grupos de alimentos pueden a veces ayudar a perder peso rápidamente, pero son difíciles de mantener y podrían resultar en recuperar el peso, dice Youdim.
  • Seguimiento profesional y apoyo a largo plazo. El personal también debe ser capaz y estar dispuesto a responder todas sus preguntas antes de inscribirse y brindar oportunidades para hablar con las personas que han pasado por el programa.

Evite:

  • Programas que prometen demasiado. "Todos los programas para adelgazar le proporcionarán algunas historias de éxito extraordinario, pero es importante entender cuáles son los resultados típicos. Un programa se basado en comportamientos que consistentemente ayude a la gente a bajar cerca del 10% del peso corporal, es aceptable," declara el Dr. Eisenson.
  • Programas dependientes de "trucos". Esto incluye, expone el Dr. Eisenson, énfasis en suplementos dietéticos, agentes para adelgazar, o medicamentos. "A menudo son caros, de valor muy limitado y a veces de seguridad dudosa ". Él observa que estas advertencias no incluyen a programas que cuentan con reemplazos de comida balanceada, como batidos y barras, que los estudios han demostrado, son herramientas útiles para adelgazar.
  • Planes que promuevan pruebas costosas. Estudios de laboratorio extensos y otros análisis de diagnóstico, como la proyección de imágenes de cuerpo completo para medir la grasa corporal, son raramente necesarios. La composición corporal puede calcularse adecuadamente con métodos simples y baratos, como medir la circunferencia de la cintura o el índice de masa corporal. Si no está seguro de si una prueba es apropiada, pregunte a su médico si existe evidencia científica para apoyar su uso fuera de los estudios de investigación.
  • Programas que prometen adelgazamiento rápido. Sin la supervisión de un profesional médico que entienda los riesgos de salud y de seguridad potenciales, adelgazar velozmente puede ser peligroso. Por ejemplo, "una persona podría tener que cambiar el tipo o la dosis de sus medicamentos," explica Youdim. "Necesita saber que alguien está evaluando estas cuestiones y que está calificado para manejarlas".