¿Qué hay de cierto acerca de los suplementos para adelgazar?

Encienda el televisor, navegue por el internet u hojee una revista o periódico e indudablemente encontrará propaganda de suplementos para adelgazar. Estos llamados “inhibidores de la grasa” y otros productos se presentan como remedios mágicos que le harán lucir un cuerpo delgado y esbelto con el menor esfuerzo.

La Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) no aprueba tales productos antes de aparecer en el mercado y solo tiene la facultad de actuar si se detecta algún riesgo a la salud una vez que su uso se generaliza.  Así que cuando se trata de suplementos para adelgazar, ¡mucho ojo! Ephedra (E. sinica), que solía ser un ingrediente común en dichos productos, es un claro ejemplo. La hierba, también conocida como “ma huang” en la medicina tradicional china, se relaciona con la hormona adrenalina y acelera los sistemas del cuerpo. Aumenta la presión sanguínea y el ritmo cardiaco causando estrés en el corazón y los vasos sanguíneos, lo que ha resultado en ataques cardiacos o muerte súbita en algunas personas. Debido a ello, otros ingredientes han ocupado su lugar, pero ¿qué tan seguros son los suplementos

He aquí algunos ingredientes comúnmente usados en los suplementos para adelgazar y lo que debe saber de ellos.   

Naranjo amargo (naranja de Sevilla)

Este ingrediente contiene sinefrina. Puesto que es similar a la E. sinica tanto en composición química como en efectos colaterales, el naranjo amargo debe tomarse con precaución.

Quitosano

Compuesto procesado de una proteína de los caparazones de los crustáceos e insectos. Los empaquetadores de quitosano afirman que evita que el intestino absorba la grasa.  No obstante, un estudio mostró que no existe diferencia significativa entre las personas que tomaron el producto y quienes tomaron placebo.

Cromio

Algunos fabricantes aseguran que este elemento baja la glucosa en sangre y ayuda a la pérdida de peso. No se ha probado que el cromio ejerza ningún efecto positivo. Sin embargo, los suplementos con cromio pueden dañar a los cromosomas, que albergan el ADN del cuerpo.

Guaraná

Esta baya tropical está cargada de cafeína (aproximadamente 30% más que el café). Algunos estudios muestran que la cafeína aumenta el metabolismo, pero no necesariamente para quemar calorías, y tiende a elevar la presión.

Vinagre de cidra

Dos estudios independientes estudiaron la intervención del vinagre durante la digestión de carbohidratos, cuya reducción de los incrementos de azúcar en sangre luego de una comida se asoció con una pérdida moderada de peso. Pero no corra por corra por cápsulas o píldoras de vinagre, se piensa que es el ácido acético activo en el vinagre fresco lo que tiene un efecto en el metabolismo. Es preferible usarlo como aderezo en vinagretas o pepinillos en vinagre en las comidas.

Gymnema sylvestris

Extraída de las hojas de esta planta trepadora de los bosques tropicales de la India,  se supone que tiene la propiedad de “destruir los azúcares”. Pero para adelgazar, la evidencia no está clara. En un estudio, los participantes perdieron peso a las ocho semanas de tomar un producto conteniendo gymnema sylvestris, pero que también tenía cromio y ácido hidroxicítrico. Además, las personas solo ingerían dos mil calorías al día en sus dietas y participaban en un programa de caminatas, así que no se puede decir a qué se le atribuye la pérdida de peso.

Hoodia gordonii

Se cree que esta planta del desierto funciona como supresora del apetito. El interés por hoodia se disparó cuando el programa “60 Minutes” sacó al aire un reporte sobre la efectividad del mismo como anorexígeno.  Aunque se efectúan investigaciones clínicas aún no existe evidencia contundente de que los extractos de la planta sean seguros y efectivos para los humanos. La planta hoodia fordonii no crece fácilmente y es por lo tanto, escasa, así que sea precavido con los productos que aseguran falsamente que incluyen a hoodia como ingrediente. 

 

Evalúe la seguridad de los suplementos Ideas para usarlos con confianza.