Robo de identidad médica

Esté alerta de los ladrones de identidad médica. 

Siga estos pasos para salvaguardar sus registros médicos, y su bienestar.

Usted toma precauciones para proteger sus tarjetas de crédito y datos personales, pero ¿qué hay de la información del seguro médico y registros de salud?

Un reporte del 2015 del Instituto Ponemon (organización dedicada a prácticas de protección de datos y privacidad) reveló que más del 90% de las instalaciones de servicios médicos encuestadas tuvieron al menos una filtracíón de datos, y el 40% más de cinco en los últimos dos años. Los ataques criminales de violación de datos en el sector de la salud han aumentado un 125% en los pasados cinco años.

Los estafadores roban datos personales en búsqueda de servicios médicos o la compra de medicamentos de prescripción, lo cual puede dañar el crédito o resultar en un aumento de la póliza y registros médicos incorrectos del paciente. 

"Es un gran problema, y mucha gente ni siquiera está enterada que existe", explica Eva Velásquez, presidente del Centro de Recursos de Robo de Identidad, organización sin ánimos de lucro.

Lo bueno es que puede tomar medidas para disminuir su riesgo.

  • Sea escéptico. No responda a correos electrónicos que aparenten venir de su compañía de seguro, hospital o clínica pidiéndole información personal o datos de su cuenta, aconseja el Dr. Rob O´Vidio experto en crimen elctrónico y profesor asociado de criminología de la Universidad Drexel en Philadelphia. Estos fraudes electrónicos están diseñados para obtener su información personal. "Dar esta información en línea abre la puerta a que alguien obtenga servicios médicos en su nombre, dejándole con la deuda", añade. 
  • Pregunte qué se hará con sus datos. Averigüe qué información guardan los proveedores de servicios de salud en su expediente, cómo la utilizan y si la comparten sin su consentimiento. Por ejemplo, si su doctor piensa que usted puede ser un buen candidato para ensayos clínicos con un nuevo fármaco para la AR, se le debe dar la oportunidad de decir sí o no antes de que el doctor pase su información a la compañía farmacética o al equipo de investigación. Cada vez que vaya a consulta, pida la fecha de su última visita para asegurarse que los registros son correctos.

       En vez de esto, llame a su compañía de seguro o proveedor directamente para responder.

  • Guarde sus datos. Guarde los recibos e información de salud en un archivo bajo llave y triture los estados de cuenta. D´Ovidio también recomienda ofrecer la licencia de conducir u otra forma de identificación a los proveedores médicos en lugar del número de seguro social. "Mientras menos información comparta, más difícil será robarle la identidad", asegura. Si no se la solicitan, pida a los proveedores que pongan una nota al principio de su expediente exigiéndole una identificación para visitas futuras.
  • Vea las señales de alerta. Si nota que los archivos médicos de los pacientes se encuentran abiertos y descuidados en el consultorio del doctor, esa podría ser una señal de desorden y negligencia de cómo mantiene el personal la información privada. Solicite su archivo si percibe algo inusual. Los proveedores están obligados por ley a dejárselo ver. Si hay muchos errores, como por ejemplo en la dirección para facturar, eso indica que no son cuidadosos.
  • Revise sus estados de cuenta. Facturas de servicios de salud de una fuente desconocida o estados de cuenta de tratamientos que nunca recibió podrían ser el primer indicio de robo de identidad médica. "Es tentador dejar un estado de cuenta de lado, especialmente cuando dice "esto no es una factura", declara Velásquez; léalos y si encuentra algo sospechoso, verifique con su proveedor de servicios.
  • Consiga ayuda. Si es víctima, actúe de inmediato. Llame a las compañías de cédito: Experian, Equifax y TransUnion para hacer la denuncia y notifique a la Comisión Federal de Comercio. El Centro de Recursos de Robo de Identidad también ofrece consejo gratuito, incluyendo un plan para reparar los daños. Visite el sitio del gobierno: 

Office of Inspector General (en inglés) o pulse aquí para información en español  

Si este crimen ha afectado su identidad ante el IRS, le interesará visitar su página al respecto.