Consejos para prepararse para un huracán si tiene artritis

Durante un desastre natural, no tener los medicamentos o dispositivos de ayuda se suma al estrés físico y emocional que puede desencadenar episodios agudos de artritis y dejarle vulnerable a lesiones e infecciones.

"Los altos niveles de estrés empeoran las condiciones reumáticas; tener un plan de emergencia establecido sólo puede reducir el estrés ", dice la Dra. Jennifer Hootman, epidemióloga del Programa de Artritis en los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en Atlanta, Georgia. La enfermera Victoria Ruffing, directora de enfermería y educación al paciente en el Hospital Johns Hopkins en Baltimore, también enfatiza la necesidad de poseer un plan para los medicamentos y conocer los peligros potenciales para las personas con artritis de las consecuencias de la tormenta.

"El agua contaminada, los desechos y otras condiciones posteriores a los huracanes ofrecen condiciones propicias para infecciones y lesiones", explica. "La gente debe estar en alerta, y si presenta una infección bacteriana o viral o tiene una herida que no cura bien, debe buscar atención médica tan pronto como sea posible. Esto probablemente consiste en ir a la sala de emergencias, pero no debe dejar de buscar atención - en condiciones de desastre los problemas médicos empeoran muy rápidamente ".

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, con información en español) y otras organizaciones tienen consejos generales para preparar su hogar para la tormenta y la evacuación.

Las personas con artritis y en el camino potencial de una tormenta deben:

  • Crear una red de apoyo. Póngase en contacto con familiares, amigos y otros individuos que puedan ayudarle durante una emergencia y comparta sus planes de desastre con ellos, incluyendo su ruta y destino probable si debe evacuar, para que sepan dónde y cómo localizarle. Asegúrese de que un contacto tenga una llave extra de su casa y conozca sus necesidades médicas y dónde guarda sus suministros de emergencia.
  • Si es posible, pidaa su familia o amigos fuera del camino de la tormenta si puede quedarse con ellos si necesita evacuar o llame con anticipación para reservar una habitación de hotel. Las infecciones pueden propagarse rápidamente en refugios de emergencia abarrotados y algunos medicamentos para la artritis aumentan el riesgo de contraer una enfermedad viral o bacteriana.
  • Empaque una "bolsa de emergencia” que puede llevar consigo si evacúa. Además de lo básico, empaque sus artículos de asistencia; un suministro de dos a cuatro semanas de medicamentos (o tanto como pueda); toallitas antibacterianas o gel desinfectante; alimentos especiales; baterías o cargador eléctrico para dispositivos de asistencia; información de seguros, tarjetas de Medicare y otros documentos personales importantes; y una lista de sus fármacos con las dosificaciones y contactos de emergencia como los números de: médico, farmacia y farmacias especializadas. Ponga en bolsas dobles de plástico o contenedores sellados todos los artículos.
  • Prepare un refrigerador impermeabilizado o una bolsa aislada para cualquier medicamento que necesite refrigeración. Utilice paquetes de gel congelables para enfriar; también puede llenar bolsas Ziploc con agua y congelarlos para su uso posterior.
  • Mantenga los inyectores automáticos y las jeringas de medicamentos que no necesitan refrigeración en sus cajas o en una bolsa para protegerlos de la luz directa.
  • Lleve etiquetas de alerta médica o pulseras si las tiene.
  • Consulte con su médico y farmacéutico para obtener las recetas necesarias y pídales recomendaciones sobre qué hacer si se queda fuera de la ciudad por un tiempo y necesita atención médica o medicamentos adicionales. Bajo la ley de Florida, los aseguradores de salud deben renunciar a las restricciones de tiempo en suministros de medicación en los condados bajo advertencia de huracán emitida por el Servicio Meteorológico Nacional o que se declaren en estado de emergencia.
  • Comuníquese con la oficina de emergencias del gobierno de su ciudad o condado si su artritis es incapacitante. Muchas oficinas locales mantienen listas de personas con discapacidades para que se les pueda ayudar rápidamente en una emergencia. Si está en Florida, regístrese en el Registro de Necesidades Especiales de Florida, que coordina con las agencias locales de manejo de emergencias del estado para brindar asistencia a los individuos con necesidades especiales y bríndeles su información a los primeros en responder a desastres.
  • Llene el tanque de gasolina y mantenga el teléfono celular completamente cargado para que esté listo para salir inmediatamente si necesita evacuar.

En las 24 horas previas a la tormenta, revise los medios de comunicación locales cada 30 minutos para obtener las últimas actualizaciones del clima e instrucciones de emergencia. También puede sintonizar la red nacional de estaciones de radio que transmite información meteorológica continua directamente desde la oficina del Servicio Meteorológico Nacional más cercano, con las últimas noticias de emergencia.

Léa la información en español del sitio de la Comisión Federal de Comunicaciones, Radio NOAA, que proporciona mapas de refugios abiertos y centros de recuperación, consejos de supervivencia ante desastres y alertas meteorológicas del Servicio Meteorológico Nacional.

Si está evacuando:

  • Si está evacuando a través de la Florida, use el Sistema de Información del Viajero 511 del estado para obtener información actualizada de rutas de evacuación, alertas importantes, avisos de emergencia, actualizaciones de tráfico y más.
  • Si tiene que ir a un refugio y necesita asistencia especial, explique sus necesidades cuando llegue y confirme que el albergue puede acomodarlo. La mayoría de los condados de Florida tienen refugios especiales para aquellos que necesitan ayuda con las actividades diarias.
  • Tenga en cuenta que los albergues públicos aceptarán animales de servicio, pero muchos no permitirán mascotas. Haga de antemano un plan para sus animales domésticos, a modo que tenga, además, la preocupación de tener que dejarlos. El Departamento de Seguridad Nacional proporciona más detalles de preparación en caso de evacuación, incluyendo el cuidado de mascotas.
  • Si sus síntomas de artritis empiezan a empeorar o presenta una infección, busque atención médica tan pronto como le sea posible. Si tiene fiebre, una herida abierta o un episodio de exacerbación significativo, trate de llegar a la sala de emergencias del hospital.
  • La oficina del reumatólogo podría cerrar por días o semanas. Si Ud. Se encuentra fuera de casa, consulte nuestra página Arthritis Foundation’s Resource Finder recursos de la Fundación de Arthritis para ubicar a un especialista donde se aloja. Si los medicamentos le son enviados por correo, comuníquese con su farmacia o el fabricante del medicamento para proporcionarle una dirección a la cual enviárselos.

Si se quedas en casa:

  • Reúna todos los elementos que necesite en una habitación para que tenga acceso fácil a sus fármacos y dispositivos, así como alimentos, agua, un botiquín de primeros auxilios, artículos de limpieza como toallitas, una linterna y baterías.
  • Ajuste el refrigerador y el congelador a la temperatura más fría que no congele las medicinas (que las volvería ineficaces) de manera que si pierde energía eléctrica los fármacos y alimentos permanecerán fríos más tiempo.
  • Si su medicamento debe mantenerse frío y ha estado a temperatura ambiente por más de 24 horas, no lo use. Las excepciones son adalimumab (Humira) y etanercept (Enbrel), que han sido probados fuera del refrigerador; sirven hasta 14 días sin refrigeración, siempre y cuando se hayan conservado a una temperatura menor de 77 ºF.