¿Melancólico después de las celebraciones?

Empiece el año nuevo con estas estrategias.

Para algunas personas el año nuevo es una época de pesadumbre.

“La época navideña es maravillosa con mucho qué hacer y el año nuevo abruptamente lo lleva todo a su fin” afirma la psicóloga Margaret Wehrenber. “Puede impactar profundamente su estado de ánimo”.

Las personas con tendencia a la depresión (incluidas muchas con artritis), pueden requerir la ayuda de un médico. Pero si sólo se trata de melancolía tras las celebraciones de fin de año, pruebe estas estrategias:

1. Reviva los recuerdos: enmarque fotografías de las fiestas o póngase algo nuevo que le regalaron. “Darse tiempo de agradecer los recuerdos más queridos le ayudará a compensar la tristeza” asevera la psicóloga Deborah Serani de Nueva York. Un estudio publicado en el 2014 halló que los individuos que estaban tristes mejoraban al revivir recuerdos felices.

2. Descanse: durante la emoción del momento, el cuerpo puede producir exceso de cortisol y adrenalina, hormonas del estrés que también levantan el ánimo y la energía. “Para cuando las celebraciones han concluido, estos compuestos le dejan agotado, irritable y simplemente de mal humor” explica Serani. Duérmase temprano y tómese una siesta o un día libre para reponerse.

3. Haga planes: después de una temporada de socialización, la casa puede parecer demasiado silenciosa a principios de año. “La falta repentina de actividad puede ser deprimente” dice Wehrenberg. Planear una ida al café o al cine con un amigo le hará ilusión.

4. Muévase: no tiene que correr un maratón, sino darle prioridad al ejercicio, lo cual es esencial para combatir la aflicción. Muchos estudios muestran que el ejercicio mejora el ánimo, incluso en personas con artritis o depresión.

5. Agradezca: las investigaciones muestran que ser agradecido le vuelve más feliz y sano. Expresar gratitud ayuda a disminuir los síntomas de depresión, aumentar comportamientos de alegría y bienestar y puede mejorar la salud física. Wehrenberg aconseja escribir cada día tres cosas de las que esté agradecido.