Trate la enfermedad de las encías para aliviar el dolor y la rigidez de la artritis reumatoide

Una limpieza dental profunda puede controlar los síntomas.

Una de las mejores armas contra las articulaciones hinchadas y adoloridas que caracteriza a la AR puede hallarse simplemente en la silla del dentista. Una investigación que consistió de 40 personas con AR severa, dividió a los participantes en dos: a uno se les hizo una limpieza profunda (no quirúrgica), que consiste en la remoción de bacterias de la superficie de las raíces y por debajo de la línea de las encías y la eliminación del sarro de los dientes y al otro grupo se le dieron instrucciones sobre cómo limpiar los dientes en casa.

A las seis semanas, el grupo que recibió la limpieza en el consultorio dental mostró significativamente menos dolor y rigidez matutina, además de menos articulaciones inflamadas y adoloridas que el grupo que se limpió los dientes en casa. Es más, los investigadores descubrieron que la limpieza profunda realmente disminuye los niveles del factor de necrosis tumoral (FNT-alfa) de la sangre, que contribuye a la inflamación.

 “Si se deshace de la inflamación  y la infección de la boca, esto repercute en las articulaciones”, asegura el presidente del departamento de periodoncia de Case Western Reserve University en Cleveland, Ohio, Dr. Nabil Bissada, jefe del estudio.

Si tiene AR, sin gran inflamación bajo las encías, una limpieza profesional será suficiente.

El Dr. Bissada unió fuerzas con el Dr. Ali Askari, presidente del departamento de reumatología de los hospitales de la Universidad de Cleveland, para estudiar la relación entre enfermedad periodontal y AR.

Esta vez, los investigadores dividieron a 40 individuos, con AR severa y enfermedad periodontal moderada a severa, en cuatro grupos. Dos de estos grupos recibieron medicamentos biológicos que inhiben la producción del TNF alfa y los otros dos no los recibieron.

Se realizó el tratamiento periodontal estándar, no quirúrgico a un grupo de participantes de cada grupo de los que recibieron el medicamento y quienes no lo hicieron durante el estudio. Los demás recibieron el tratamiento después de concluido el estudio.

En todos los pacientes que recibieron el tratamiento periodontal, los síntomas de la AR mejoraron, tanto en quienes tomaron el medicamento anti FNT como en los que no lo tomaron. Aquellos que sí recibieron el biológico mostraron una mejoría aún mayor de los síntomas.