Guía de análisis clínicos para la artritis juvenil

¿Qué significan las pruebas de laboratorio que ordena el médico de su hijo?

Como la mayoría de los padres, usted guía y alienta a su hijo en sus logros. Le tomó de la mano cuando dio sus primeros pasos, y se enorgulleció cuando recitó el alfabeto. Pero cuando su hijo entró al mundo de la artritis juvenil y su manejo, podría sentir que es usted quien necesita una mano. Quizá le parezca que haya un nuevo alfabeto qué aprender: cuando el pediatra le indica que está ordenando una biometría hemática, un VSG o un CPK, que su hijo tiene AAN positivo o FR negativo, o que necesitará hepatogramas regulares.

Si su hijo apenas inicia el proceso de diagnóstico o ya ha empezado el tratamiento de la artritis, los exámenes de laboratorio (a los que los médicos a menudo se refieren por unos nombres que suenan como código secreto), son parte de la vida. Pruebas de incluso una pequeña muestra de sangre u otro líquido corporal pueden dar al médico una visión importante de lo que está sucediendo en todo el cuerpo del menor, dice la Dra. Ilona Szer, directora de Reumatología Pediátrica en el Hospital Infantil de San Diego. El médico puede utilizar pruebas clínicas para descartar otros padecimientos, determinar el grado o darle seguimiento a la actividad de la enfermedad o a los efectos, tanto buenos como malos, de los fármacos usados en tratarla.

Para ayudarle a descifrar ese código y darle sentido a los análisis que ordena el médico, la Dra. Szer identifica algunas de las pruebas más comunes prescritas por reumatólogos pediátricos y ofrece explicaciones, limitaciones, y por qué los médicos las emplean.

Biometría hemática (conteo completo de sangre)

Qué es: es una medida de tres tipos de células que están presentes en la sangre; eritrocitos (hematíes o glóbulos rojos) que transportan el oxígeno; leucocitos (glóbulos blancos), que combaten las infecciones; y plaquetas, que hacen que coagule la sangre.

Para qué sirve: un recuento de células puede proporcionar pistas de la enfermedad del niño. Por ejemplo, las cuentas de leucocitos son muy altas en la artritis idiopática juvenil sistémica (AIJ) y bajas en el lupus; las plaquetas pueden estar muy bajas en el lupus y muy altas en AIJ sistémica; la anemia (eritrocitos bajos) está casi siempre presente en un niño con AIJ sistémica. Algunos de los medicamentos utilizados para tratar la artritis pueden causar sangrado gástrico, y el recuento de hematíes puede caer como resultado.

PCR (proteína C-reactiva)

Qué es: examen que mide la concentración de una proteína llamada proteína C reactiva en la sangre. Cuanto mayor sea la cantidad, mayor la inflamación.

Para qué sirve: para averiguar el grado de inflamación. Como la prueba es sensible y responde rápidamente a los cambios en la inflamación, el médico de su hijo la puede utilizar para supervisar la actividad de la enfermedad y la respuesta al tratamiento.

Limitaciones del análisis: la concentración sube en cualquier momento que haya inflamación, incluso por un resfriado.

Tasa de sedimentación de eritrocitos / Velocidad de Sedimentación Globular (VSG)

Qué es: examen que mide qué tan rápido caen los eritrocitos como sedimento en el fondo de un tubo de ensayo (por lo que también se le llama "índice sed"). La presencia de factores inflamatorios afecta la tasa a la que caen las células. A mayor inflamación en el organismo, mayor será la VSG.

Para qué sirve: como en el caso de una PCR positiva, si el resultado es alto, indica la presencia de inflamación. En un niño ya diagnosticado con artritis, el médico puede utilizar la prueba para dar seguimiento a la actividad de la enfermedad o a la respuesta al tratamiento. Un resultado menor indica que se está controlando la inflamación.

Limitaciones del análisis:  la VSG es menos sensible que la PCR y no responde tan rápidamente a los cambios en la inflamación, así que muchos doctores prefieren la PCR.

Análisis de orina

Qué es: es una prueba en la que se examina la orina bajo un microscopio.

Para qué sirve: dado que algunos medicamentos son metabolizados o excretados por los riñones, el médico utiliza un análisis de orina para cerciorarse de no sobrecargar los riñones. Los doctores también la emplean para buscar y monitorear trastornos renales relacionados con esta enfermedad.

CPK (creatina fosfocinasa)

Qué es: el daño muscular genera ciertas enzimas (la CPK entre ellas) que pueden medirse para evaluar tanto la inflamación muscular como la eficacia de los medicamentos empleados.

Para qué sirve: un resultado alto pudiera indicar dermatomiositis juvenil (DMJ), puesto que inflamación muscular y daño subsecuente son las características distintivas de la DMJ. La prueba también mide la eficacia del tratamiento en la reducción de la inflamación que causó el daño.  

Perfil hepático (hepatograma)

Qué es: son análisis para comprobar el funcionamiento hepático, es decir, ver si el hígado está sano y funciona normalmente. El que se ordena con mayor frecuencia es el de las enzimas aminotransferasas, que mide el daño hepático.

Para qué sirve: dado que muchos fármacos utilizados para tratar la artritis (metotrexato, en particular) se metabolizan en el hígado, ellos pueden sobrecargar este órgano, el doctor podría ordenar hepatogramas regulares para determinar si los medicamentos están causando daños.

Antígeno leucocitario humano B-27 (HLA – B27)

Qué es: es un examen de sangre que detecta la presencia de una variante del gen B27. Normalmente este gen ayuda a que el sistema inmunológico funcione adecuadamente.

Para qué sirve: la presencia de HLA-B27 le indica al doctor que un niño tiene un marcador genético asociado a una espondiloartropatía, como lo es la espondilitis anquilosante (EA) o una enfermedad relacionada conocida como entesitis relacionada a la artritis, o artritis seronegativa y entesopatía. Con frecuencia se sospechan estos síndromes en los niños mayores (niños más que niñas) con artritis en cadera y rodilla y dolor de espalda. Del 95-98% de los pacientes con EA tienen un HLA-B27 positivo, así como 50% de aquellos con otras espondiloartropatías.

Limitaciones del análisis:  el HLA-B27 es positivo en 8% de los anglosajones, pero menos de 1% realmente desarrollan artritis.

FR (Factor reumatoide)

Qué es: análisis que detecta y mide los niveles de un anticuerpo contra un elemento específico de la sangre conocido como inmunoglobulina G (IgG).

Para qué sirve: los adultos con artritis reumatoide tienen un FR positivo. Si el resultado es positivo, ayuda al pediatra a determinar el tipo de artritis reumatoide juvenil y cómo tratarlo agresivamente. "Los niños – sobre todo las niñas – con ARJ FR positivo realmente tienen artritis reumatoide y por lo tanto, están en mayor riesgo de lesiones articulares, nódulos reumatoides y funcionamiento deficiente," dice la Dra. Szer.

Limitaciones del análisis: afortunadamente, a diferencia de los adultos, el 90% de los niños que tienen artritis reumatoide juvenil no tienen un FR positivo.

AAN (anticuerpos antinucleares)

Qué es: análisis que mide la presencia de un anticuerpo dirigido contra las estructuras en los núcleos de las células.

Para qué sirve: un AAN positivo está asociado con muchos tipos de artritis y otros trastornos reumáticos como lupus, esclerodermia y enfermedad mixta del tejido conectivo. En chicas jóvenes con ARJ pauciarticular, un AAN positivo puede indicar un mayor riesgo de uveítis.

Limitaciones del análisis:  existen muchos falsos positivos de AAN, tanto que hasta un 20% de todos los niños tienen resultados positivos, por lo que la exclusiva presencia de AAN no indica necesariamente un problema.

Más allá de los análisis clínicos

Estas son sólo algunas de las pruebas más comunes que ordena el reumatólogo. También hay muchos otros tipos de exámenes, incluyendo radiografías, gammagrafía ósea (o prueba de densidad ósea) y biopsias, que los doctores pueden emplear para ayudarse a entender mejor la enfermedad del niño. Sin embargo, cada una tiene sus limitaciones, y ninguna por sí sola puede diagnosticar la artritis. Los análisis adecuados, junto con las observaciones del médico y su participación en el proceso, servirán para que su hijo obtenga el diagnóstico y el tratamiento más seguro y más eficaz.