Evolución de la osteoartritis

Consejos para aquellos con osteoartritis, aunque no puedan frenar su avance.

P: Hace cuatro años, fui diagnosticada con osteoartritis (OA) en el tobillo derecho. Ahora las radiografías muestran OA en columna vertebral, cuello, nudillos, muñecas y rodillas. ¿Me puede decir qué causó que la OA se extendiera así, y si qué puedo hacer para detenerla?

R: La OA es una enfermedad degenerativa del cartílago que provoca el crecimiento excesivo del hueso debajo del cartílago. En algunas personas, una lesión traumática de la articulación puede conducir a OA, en tanto que en otras, la genética puede desempeñar un papel. La enfermedad comienza generalmente con una sola articulación grande, como la cadera o la rodilla, pero no es infrecuente que una articulación menor, como el tobillo, se vea afectada al principio, especialmente si esa articulación tuvo una lesión importante, como desgarro del cartílago o esguince.

Aunque la OA puede limitarse a una sola articulación, en muchos casos evoluciona para involucrar a otras articulaciones, a menudo de manera secuencial como lo describe. En algunos casos, desencadena dolor de OA en una articulación (por ejemplo, tobillo o rodilla) lo cual le haría caminar, pararse o moverse en forma diferente, lo que, a su vez, origina que otras articulaciones (como la cadera o las articulaciones de la columna) se desalineen predisponiéndole a desarrollar OA.

Desafortunadamente, no entendemos completamente las razones por las que avanza la OA ni contamos con terapias para detener efectivamente su progreso. Para la OA en general, el consejo más útil es mantener un peso ideal, evitar el uso excesivo de las articulaciones dañadas y seguir un plan de ejercicio que fortalezca los músculos de apoyo de la articulación. Su médico o fisioterapeuta debe ser capaz de ayudarle.

Dr. Grant W. Cannon
Reumatólogo