Su farmacéutic@ puede ayudarle a controlar la artritis

Manejar la artritis, junto con otros trastornos de salud se le puede hacer complicado. Los individuos que toman más de un fármaco tienen un riesgo más alto de interacciones medicamentosas, además del peligro potencial de confusión a la hora de tomar la dosis  correspondiente cuando también incluye medicamentos de estantería abierta (sin receta). Afortunadamente, las respuestas que necesita pueden hallarse en su farmacia local.

Más que expedir medicinas, los farmacéuticos están capacitados para aportar información sobre la enfermedad; revisan los medicamentos y brindan consejo; recomiendan tipos de medicamentos sin receta, dosis y frecuencia con la que se toman. Un estudio del 2010 de la revista científica Medical Care, encontró que los pacientes se hallaban más sanos cuando el farmacéutico formaba parte activa del personal médico.

La farmacéutica Marie Chisholm-Burns, del  Departamento de Farmacia de la Universidad de Arizona y el grupo de investigadores bajo su cargo, analizaron los resultados de 298 estudios. Descubrieron que la inclusión de un farmacéutico en la atención al paciente repercutía en mejorías en múltiples áreas de importancia, tales como control de la diabetes, presión sanguínea y colesterol. La participación de los farmacéuticos se asoció también a casi un 50% en la reducción de reacciones adversas de los medicamentos, menos errores en su expedición, mayor adherencia por parte del paciente a los regímenes de los fármacos y un mejoramiento generalizado en las evaluaciones de la calidad de vida. Los pacientes que consultaban al farmacéutico periódicamente exhibieron menores tasas de mortalidad y mayor capacidad de controlar su peso que quienes no lo hicieron.

"Se aplica la misma filosofía en (el manejo de) cualquier enfermedad crónica, incluida la artritis", afirma Chisholm-Burns. Si se le pregunta, el farmacéutico puede aconsejar a las personas con artritis no únicamente sobre asuntos relacionados con el peso, sino también el manejo del dolor, agrega.

Solicite a su farmacéutico que haga una revisión de todos los medicamentos que consume. Mencione cualquier problema que tenga y si le sugiere cambios, pídale que hable con su doctor.