5 Maneras de viajar por avión con comodidad

La Agencia de Seguridad en el Transporte (TSA) cuenta con una línea de ayuda gratuita: (855) 787-2227 para viajeros con discapacidades y otros problemas de salud. Brinda información sobre las regulaciones de los procedimientos de revisión para que sepa qué esperar al llegar al área de seguridad de los aeropuertos. 

1- Haga arreglos con la aerolínea en que viaja para que le proporcionen una silla de ruedas para trasladarse hasta la puerta de embarque. Todas las aerolíneas están obligadas por ley a ofrecer este servicio desde los mostradores situados afuera, en las aceras del edificio, a quien lo solicite. 

2- Pida facilidades para personas minusválidas a la hora de pasar por la revisión de seguridad de no poder levantarse de la silla o si tiene implantes metálicos en las articulaciones. Lleve consigo o en su equipaje de mano la información médica pertinente para notificar a los agentes de TSA de los mismos.

3- Empaque los medicamentos que precisen refrigeración, como ciertos biológicos, en una pequeña hielera o bolsa aislante con material para conservar el frío. Guarde las píldoras o tabletas en una cajita dosificadora que le permita repartirlas para cada día de la semana. Siempre consérvelos a la mano, junto con otros artículos vitales, si hay retrasos o imprevistos en ruta a su destino, no dejará de cumplir con su tratamiento por haberlos documentado.

4- Programe su teléfono inteligente, tableta o computadora con avisos para hacer algo de ejercicio ya sea sentado o parado (intente estiramientos sencillos o movimientos isométricos) u otra rutina de autoayuda durante viajes largos. Si se dirige a otra zona horaria, tome sus medicamentos en el mismo horario que en casa. Igualmente, ponga alarmas en los aparatos electrónicos como recordatorio y apunte su régimen en el horario local.

5- Lleve consigo su propia almohada y manta en caso de que no las haya disponibles (el aire acondicionado de los aviones podría resultarle incómodo). También incluya algo de comer, como una barra de granola o frutos secos y su propia botella para que se la llenen de agua en el avión y no tenga que esperar hasta que el sobrecargo haga el servicio por si le toca tomar algún medicamento con alimento o con agua.