Desacelérese un poco

Es hora de controlar sus actividades

¿Está continuamente añadiendo actividades a su lista de pendientes, sin darse un receso hasta que las haya concluido todas?

Tome en cuenta el costo que este tipo de hiper productividad puede tener. Para Connie Merritt, enfermera con osteoartritis, el estrés de su acelerado horario la aterrizó en el hospital con un ataque de pánico.

"Las personas con artritis suelen compensar excesivamente su discapacidad al comprometerse demasiado", dice Merritt, autora de Too Busy For Your Own Good (McGraw-Hill, 2009). "Cuando efectúa demasiadas actividades y no tiene tiempo suficiente para recargarse, podría arruinar su vida".

Intente las sugerencias de Merritt para fijar metas más razonables, y finalmente conseguir una vida más equilibrada.

Reto: "No puedo decir No."

Cambio: Establecer límites y decir no con gracia. No explique ni se queje. Sonría y diga: "Eso no me viene bien” o "Tengo un compromiso previo", o "Lo siento, ahora no, luego me cuenta." Piénselo: el minuto que le tome negarse a hacer alguna diligencia podría darle 45 minutos para un paseo o un baño caliente.

Reto: "Siempre hago cosas simultáneamente".

Cambio: Terminar una tarea antes de continuar con la siguiente. Centrar la atención en una tarea invita a vivir (y más probablemente a disfrutar) el momento presente. Considere esto: un estudio de la Universidad de Stanford en 2009 halló que aquellos que realizaron tareas simultáneamente mostraron alteraciones de la memoria, incapacidad de filtrar la información irrelevante y dificultad de cambiar entre tareas.

Reto: "Estoy muy ocupado para socializar con amigos."

Cambio: Agilizar el horario. Limpie un poco cada día, en lugar de horas el fin de semana. Pague facturas en línea, ahorrando tiempo de clasificar y guardar. Obtenga sus medicamentos a través de un servicio de recetas por correo, por lo que no tendrá que ir a la farmacia. Cerciórese de usar esos minutos adicionales en el día en el teléfono o de tomar café con un amigo. Mantener buenas relaciones sociales puede aumentar la esperanza de vida y mejorar el sentido de bienestar.


Reto:
"Soy esclavo de mi lista de pendientes".

Cambio: Crear una lista de no-pendientes. Describa las actividades, la gente y los hábitos que drenan su energía, y evítelas. Si ha de usar listas, no procure la perfección. "A veces vamos al 100% cuando el 80% es suficiente", dice Merritt. Debe desistir en algún momento.

Reto: "No puedo alejarme de las pantallas".

Cambio: Los teléfonos celulares, las computadoras y demás aparatos están constantemente compitiendo por nuestra atención. Creemos que nos están ayudando a ser más productivos, pero el psiquiatra Edward Hallowell, fundador del Centro Hallowell para la Salud Cognitiva y Emocional en Sudbury, Massachusetts, lo duda. "Estas son trampas. No hay productividad real; es superficial ", dice el Dr. Hallowell. "Sin embargo, tenemos miedo de frenar porque no nos         percibirán como exitosos. He visto gente pasar por un síndrome de abstinencia al faltarles la droga del celular”. Considere esas palabras si está a punto de verificar el correo electrónico por la décima vez en tantos minutos. Mejor dé un paseo enérgico para recargar su cuerpo y mente.