5 Maneras de facilitar las labores de jardinería

 

Nunca es demasiado pronto para pensar en la primavera, y con ella, planear su jardín. Tener artritis no tiene que coartar su gusto por la jardinería. Recuerde pedir ayuda para el trabajo pesado. También, revise la sección "Productos fáciles de usar para las personas con artritis" de la Arthritis Foundation referente a herramientas de jardinería.

 

1. Preparar. Considere una "cama elevada" (terreno de cultivo más alto que el suelo) para evitar agacharse. Use herramientas ligeras y con mangos largos para preparar el suelo. Envuelva material de hule espuma o antiderrapante al mango o agarradera para aumentar su textura. Pida a un amigo que pase un timón de labranza por usted, especialmente en tierra intacta.

 

2. Sembrar. Si empieza con semillas, siembre las semillas en recipientes pequeños en una banca donde no tenga que encorvarse. Una opción es comprar plantas jóvenes. Emplée una herramienta de sembrar tulipanes para crear hoyos para las plantas.

 

3. Regar. No acarrée regaderas o jale la manguera hasta su jardín, considere instalar una tubería subterránea a donde más la necesite. Para alcanzar alto o bajo puede emplear una manguera telescópica ligera.

 

4. Desyerbar. Las herramientas de mangos largos o un banco con ruedas pueden facilitarle enormemente la tarea de desyerbar al no tener que agacharse. Si debe inclinarse, coloque un tapete de hule bajo las rodillas y recuerde cambiar de posición con frecuencia.

 

5. Cosechar. Instale un gancho de jardinería cerca de la cama elevada y cuelgue una canasta en él. Invierta en unas tijeras de podar ergonómicas para cosechar verduras o flores, poniéndolas en la canasta. ¡No deje de disfrutar de los frutos de su labor!