El embarazo y la alimentación

 

Es común que luego de dar a luz muchas mujeres con artritis reumatoide experimenten periodos de exacerbación de la enfermedad. En ocasiones se presentan episodios agudos mientras se recupera del parto y se ajusta a los cuidados del bebé Si le preocupa tener que descontinuar el tratamiento porque los medicamentos para la artritis puedan pasar por la leche materna o bien suprimir su producción, le recomendamos que hable además del ginecólogo y del reumatólogo que le atienden, con un farmacéutico (puede preguntarle a farmacéutico del hospital donde le atendieron) si hay otros medicamentos que le permitan amamantar y no se olvide de consultar con un especialista en nutrición. 

Según la Asociación Americana de Dietética:

La postura de la Asociación Americana de Dietética es que las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluidas las dietas totalmente vegetarianas o veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas, y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades. Las dietas vegetarianas bien planificadas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluido el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia, así como para los atletas.

Donde más adelante estipulan:

La lactancia materna es común entre las mujeres vegetarianas, y esta práctica debe ser respaldada. La leche de las mujeres vegetarianas es similar, en cuanto a composición, a la de las mujeres no vegetarianas y es nutricionalmente adecuada. Cuando los bebés no son amamantados o cuando son destetados antes de cumplir 1 año de edad deben utilizarse fórmulas infantiles comerciales. Las fórmulas infantiles de soja son la única opción para los bebés veganos no amamantados. Otras preparaciones, como la bebida de soja, la bebida de arroz y las fórmulas caseras, no deberían ser utilizadas para sustituir a la leche materna o la fórmula infantil comercial.

Más adelante, el mismo artículo añade:

Otros Efectos de las Dietas Vegetarianas sobre la Salud

En un estudio de cohortes, se encontró que las personas vegetarianas de mediana edad tenían un 50% menos de probabilidad de padecer diverticulitis en comparación con los no vegetarianos (189). Se considera que el factor protector más importante es la fibra, mientras que la ingesta de carne puede aumentar el riesgo de diverticulitis (190). En un estudio de cohortes con 800 mujeres entre los 40 y los 69 años de edad, las no vegetarianas tenían más del doble de probabilidad de padecer de cálculos biliares que las vegetarianas (191), incluso tras controlar por obesidad, sexo y edad. Varios estudios de un grupo de investigadores finlandeses sugieren que el ayuno, seguido de una dieta vegana, puede resultar útil en el tratamiento de la artritis reumatoide (192).

*Tomado de Dietas vegetarianas: Postura de la ADA - Union Vegetariana Española

Ente tando, una de las cosas para aliviar los dolores en lo que decide qué hacer, son las terapias alternativas / complementarias y, si su médico lo aprueba, empezar a mejorar la dieta (evitando alimentos que favorecen la inflamación). Consulte nuestras páginas:

Este artículo le interesará:

5 Maneras de cuidar a un niño con comodidad