Las madres con enfermedades autoinmunes son más propensas a tener hijos con autismo

 

Los hijos de madres con enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, la enfermedad celiaca o la diabetes tipo 1, tienen mayor riesgo de presentar autismo, según un estudio.


El estudio, publicado electrónicamente en la revista Pediatrics, observó a más de 689,196 niños nacidos en Dinamarca entre 1993 y 2003. Los científicos encontraron que 3,325 de esos niños fueron diagnosticados con trastornos del espectro autista (TEA) y descubrieron que muchos además contaban con antecedentes familiares de enfermedades autoinmunes.


Las enfermedades autoinmunes se desarrollan cuando el cuerpo no puede reconocer a órganos y tejidos propios, así que los ataca como si se tratase de un invasor peligroso.

 

En este estudio, por primera vez, los investigadores descubrieron un mayor riesgo de autismo en niños con antecedentes maternos de enfermedad celiaca (en la cual las personas no pueden digerir el gluten, proteína que se halla en el trigo, centeno y cebada). Los investigadores también confirmaron los estudios anteriores que encontraron un incremento en el riesgo de autismo cuando las mamás tenían artritis reumatoide o diabetes tipo 1.


Los hijos cuyas madres tenían enfermedad celiaca mostraron un riesgo de autismo del 197%, mientras que los de madres con artritis reumatoide, del 56%. En aquellos cuyas madres tenían diabetes tipo 1, el riesgo fue del 114%.


Así mismo, vieron que el riesgo de presentar autismo aumentaba un 78% si el padre tenía diabetes tipo 1, pero no así si el padre tenía artritis o enfermedad celiaca.


Los investigadores dicen que sus resultados sugieren una relación compleja entre los antecedentes familiares de ciertas enfermedades autoinmunes y el autismo.


El Dr. Hjördis Osk Atladottir, jefe del estudio efectuado en la Universidad de Aarhus en Dinamarca, explica: “un contexto genético común podría explicar los resultados relativos a la diabetes, mientras que en el caso de la artritis es más probable que se deba a las respuestas inmunológicas en la madre o a factores en el ambiente fetal”.


Agrega: “no podemos concluir nada sólo en base a nuestros resultado, pero ellos forman parte de un gran rompecabezas de numerosos estudios, que sugieren que el autismo y el sistema inmunológico, en particular la autoinmunidad, están conectados.


Los científicos también reiteran que los padres actuales o futuros con enfermedades autoinmunes no se deben preocupar sobremanera por los resultados del estudio, porque la gran mayoría de las personas con estos trastornos no tienen hijos con autismo.


El Dr. Paul Ashwood es inmunólogo de la Universidad de California y se especializa en estudiar el papel del sistema inmunológico en el autismo. Él dice que este amplio e interesante estudio apoya la investigación existente que revela que el autismo a menudo aparece en ciertas familias.


“Es un estudio interesante y es el tipo de estudio que confirma algunas observaciones previas de que los antecedentes familiares de enfermedades autoinmunes podrían asociarse con trastornos del espectro autista”, declara el mismo doctor. También señala que este estudio se concentró en buscar relaciones entre trastornos. Es decir, que no prueba que las enfermedades autoinmunes causan autismo ni que este sea el caso de todos los niños con autismo. No obstante, asegura que es útil ya que añade información a la investigación existente.

 

Según Ashwood, el considerar todos los estudios en conjunto, sugiere que alguna disfunción inmunológica o alteración del sistema inmunológico durante el embarazo en las madres, podría estar asociado a hijos con trastornos del espectro autista. “Pero de momento, en la mayoría de los casos de niños con autismo, no sabemos la causa,” añade, “creo que es útil porque revela indicios, como factores potenciales, que pueden ser valiosos al evaluar el riesgo de tener un hijo con autismo”.

 

Posteriormente, los investigadores daneses estudiarán la conexión entre el autismo y otras formas de estimulación inmunológica, como las infecciones maternas, durante el embarazo.

 

La artritis reumatoide y el embarazo
El lupus y el embarazo
El síndrome de Sjögren y el embarazo
La escleroderma y el embarazo