¿No se toma todas las dosis de los medicamentos?

He aquí el por qué no hay que hacerlo y cómo mejorar

Con medicamentos recetados, "Tómese según las indicaciones" suena simple. Sin embargo, todos los días millones de personas, a propósito o sin saberlo, se saltan una dosis, la toman en el momento equivocado o la dosis es demasiada o muy poca. En estos casos puede que el medicamento no le sirva o se torne un riesgo para la salud.

¿Qué tan común es el problema? Dos estudios de pacientes de reumatología del Dr. Anderson Cancer Center, en Houston, muestran que las tasas de cumplimiento son bajas. El primer estudio, de 110 personas con AR a quienes se les recetaron fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME), encontró un cumplimiento del 59%. En el otro estudio, de 74 pacientes con lupus a quienes se les prescribió prednisona, fue del 64%. En ambos grupos, solo uno de cada cinco pacientes cumplió cabalmente la toma de medicamentos al menos el 80% de las veces.

Este incumplimiento para las dosis de los fármacos, o para seguir un plan de tratamiento prescrito, puede tener serias consecuencias, advierten los expertos.

Por qué es importante tomarse el medicamento

Si no se toma el medicamento según lo recetado, experimentará un empeoramiento del dolor y posiblemente el avance de la enfermedad, dice el Dr. Lars Osterberg, profesor asistente clínico de medicina de la Escuela de Medicina de Stanford, en California, y experto en el cumplimiento de la toma de medicamentos por parte de los pacientes. Si está tomando fármacos para el dolor crónico, por ejemplo, no tomarlos puede hacer que el dolor sea más difícil de tratar, dice. Los antiinflamatorios no esteroides y los analgésicos, por ejemplo, se emplean tanto para la prevención como para el tratamiento. "Cuando el dolor se agrava, es difícil volver a vencerlo", asevera. "Lo mismo ocurre con la inflamación”.

En otras palabras, es posible que ahora se sienta bien, pero saltarse dosis puede traerle consecuencias mayores posteriormente.

Dificultades en la toma de fármacos

¿Por qué las personas no se toman las medicinas correctamente? Express Scripts, que administra grandes programas de medicamentos recetados para varios planes de seguros médicos, ha estado estudiando problemas de cumplimiento de medicamentos entre 850,000 de sus miembros desde febrero de 2011. Han identificado cinco obstáculos principales: la postergación que implica renovar o expedir recetas, problemas de costo, olvidos y preocupaciones sobre los propios fármacos.

"Nos sorprendió mucho que el olvido y la postergación representen cerca de dos tercios de las causas", afirma el director científico de Express Scripts, Dr. Bob Nease.

Puede que ni siquiera se dé cuenta de que se salta un medicamento. "Puede recordar fácilmente girar la tapa y sacar una pastilla", observa Nease, "pero es difícil recordar que no se la tomó; en cambio, estaba haciendo otra cosa ".

Soluciones para mejorar el cumplimiento

Afortunadamente, hay formas de sortear todos estos obstáculos comunes. Mejore la toma de medicamentos con estas soluciones a problemas comunes.

Problema: olvidar tomar los fármacos

Solución: use trucos y recordatorios físicos. Los investigadores de la Universidad de Washington en St. Louis, Missouri, encontraron una solución. En un estudio de 2009, descubrieron que los adultos mayores eran más capaces de acordarse si ya habían realizado una tarea rutinaria, como tomar medicamentos, si también realizaban un movimiento inusual, como tocarse la cabeza, al mismo tiempo. Otros recordatorios: organizadores de pastillas, calendarios, pitidos, agendas de medicamentos de aplicaciones de teléfonos inteligentes, mensajes de texto y tablas de medicamentos.

Problema: postergar resurtidos y expediciones de recetas

Solución: "Alrededor del 25% de los pacientes están de acuerdo en tomar los medicamentos, pero demoran en ir por ellos", dice Nease. Trate de obtener un suministro de 90 días, aconseja. Considere un programa de surtido automático o entrega a domicilio, si está disponible. Cuando reciba una nueva receta, programe una cita varias semanas antes de que se le acabe, aunque falte un año. "Las consultas se pueden reservar con mucha anticipación. No espere hasta la última receta", dice Nease. "Para entonces, es posible que se quede sin medicamentos antes de ver al médico". Los doctores a veces envían las recetas a las farmacias, pero no cuente con ello; es posible que su médico deba examinarlo antes de volver a recetarlo.

Problema: sufragar los costos

Solución: los precios de los medicamentos pueden ser prohibitivos. "Siempre busque alternativas de menor costo", aconseja Nease. "Pregúntele a su doctor o farmacéutico si puede servirle un genérico, y si cumple con los requisitos económicos para los programas de asistencia al paciente, generalmente financiados por los fabricantes".

Problema: mantenerse al día con múltiples fármacos

Solución: los planes de medicación pueden ser difíciles de seguir, especialmente si toma varios fármacos. Indague sobre medicamentos combinados o de acción prolonga. Pueden o no ser preferibles en términos de confiabilidad, costo, efectos secundarios y efectividad, pero los podría tomar con menos frecuencia, dice M. Robin DiMatteo, profesor de psicología de la Universidad de California, Riverside, y coautor de “Conducta de salud y cambio de adherencia al tratamiento” (Oxford University Press, 2010). Otra opción es hacer una cita con su farmacéutico para revisar todos los medicamentos que toma y posiblemente agilizarlos.

Problema: lidiar con los efectos secundarios

Solución: se dificulta tomar un medicamento fielmente si sabe que le provocará malestar estomacal, sueño u otros efectos no deseados. Siempre mencione los efectos secundarios al médico, dice DiMatteo. Es posible que el doctor le ofrezca un medicamento similar que no tenga ese efecto particular o que los efectos secundarios disminuyan a medida que el cuerpo se acostumbre al medicamento.

Problema: superar la ansiedad por los fármacos

Solución: si le preocupa que un medicamento sea peligroso o no funcione como debiera, mantenga una conversación honesta con su farmacéutico u otro proveedor de atención médica, aconseja Nease. Saber específicamente cómo ayuda un medicamento y cómo funciona, facilitará el seguir las instrucciones y adherirse al régimen diario, incluso cuando se sienta sano.

Problema: preocuparse de su imagen

Solución: saber que necesita un medicamento diario puede afectar su sensación de vitalidad y salud. "La clave es cumplir la dosis de cada día por dos semanas. Es difícil mantener la atención por más tiempo. Tomar el fármaco todos los días se desvanece gradualmente en el fondo, volviéndose un acto tan automático como si fuera una vitamina " insiste Nease.