Se aprueba nuevo fármaco para tres tipos de artritis 

 

Golimumab (Simponi), es el último medicamento biológico en ser aprobado para el tratamiento de la artritis reumatoide, artritis psoriásica y espondilitis anquilosante, condiciones en que el sistema inmunológico ataca las articulaciones causando dolor, rigidez y restricciones de movimiento.

Los oficiales de la FDA señalaron que golimumab, inyección subcutánea que se administra una vez al mes, se debe emplear sola o en combinación con metotrexato para casos de AR moderada a severa o bien junto con metotrexato casos de artritis psoriásica o espondilitis anquilosante activas.

El medicamento pertenece a la clase de los agentes biológicos que bloquean el factor de necrosis tumoral alfa (FNT-a), señal química de la inflamación. Como otros medicamentos de esta clase, golimumab presenta un mayor riesgo de tuberculosis e infecciones micóticas invasivas asociadas con su uso. 

El director de la División de Productos de Anestesia, Analgesia y Reumatología del Centro de Evaluación Farmacológica del FDA, Dr. Bob Rappaport, aseveró que la aprobación de golimumab ofrecía otra opción de tratamiento a las personas que viven con “estas tres condiciones debilitantes” y añadió que “los pasos que estamos dando para disminuir los riesgos brindarán a los pacientes el mismo nivel de protección confiable requerido por otros fármacos de su clase”.

En las pruebas clínicas, los efectos secundarios más comunes fueron infección respiratoria, dolor de garganta y congestión nasal.