Consejos para lidiar con las náuseas causadas por los medicamentos

¿Le caen mal los medicamentos? Sepa manejar las náuseas.

Los tratamientos para la artritis han recorrido un largo camino. A menudo reducen el dolor y la hinchazón, retrasan el avance de la enfermedad y minimizan el daño permanente en las articulaciones. Pero algunos medicamentos pueden generar náuseas, principalmente los fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME) azatioprina, ciclofosfamida, leflunomida y metotrexato; todos los antiinflamatorios no esteroideos (AINE); y los antidepresivos como duloxetina o venlafaxina, aseveran los reumatólogos. Para combatir las náuseas que provocan los medicamentos que toma para la artritis, siga estos pasos:

1. Hable. Dígale a su médico la gravedad y la frecuencia de las náuseas. Le podría modificar el horario y las dosis de los medicamentos para reducir el malestar o recetarle un medicamento para las náuseas.

2. Tome. Si su médico le ha recetado medicamentos para casos severos de náuseas, tómelos tan pronto como inicien los síntomas.

3. Ingiera. En lugar de tres comidas abundantes por día, distribuya los alimentos del día en cinco comidas más pequeñas. Elija alimentos fáciles de digerir y cese de comer antes de sentirse satisfecho; comer en exceso puede aumentar las náuseas. Antes de tomar el fármaco, consuma algunas galletas saladas.

4. Beba. Evite beber demasiado líquido con las comidas, y beba despacio entre comidas para evitar las náuseas. Tome ginger-ale o agua de limón para disminuir las náuseas.

5. Descanse. Deje que el estómago se asiente después de las comidas. Evite la actividad vigorosa durante 30 minutos más o menos, pero no se acueste mientras espera. Lea algo para mantener la mente ocupada.