Diez síntomas que no debe de ignorar si tiene artritis

 

Al vivir cotidianamente con artritis, seguramente ya sabe cuánto dolor aguantar y cuándo llamar al médico. Pero qué debe hacer si experimenta algo completamente diferente como: falta de aliento, una protuberancia pequeña que deja un gran moretón o adelgaza sin proponérselo. Lo que pudiera parecer un problema menor podría ser una señal de precaución. Aquí hay 10 síntomas que nunca hay que ignorar y cuándo debe llamar a su médico al respecto.

1. Tendencia a moretones o sangrado

Si el golpearse con la orilla de una mesa le deja un moretón grande, la artritis o los medicamentos que toma para ésta pueden ser los culpables. Tener AR y lupus puede resultar en un conteo bajo de plaquetas, originando moretones y sangrado de las encías. Incluso los fármacos para la artritis, como metotrexato, agentes biológicos, corticoesteroides, aspirina y antiinflamatorios no esteroides (AINE) afectan el flujo de sangre en el cuerpo. Si nota que le salen moretes o sangra con facilidad, comuníqueselo a su reumatólogo tan pronto como sea posible.

2. Falta de aliento

La falta de aliento, especialmente si se presenta con una tos seca o sin mayor esfuerzo, podría indicar un problema potencialmente grave de los pulmones, como coágulos sanguíneos o cicatrices. Si está tomando metotrexato, podría ser neumonitis por metotrexato, que causa dificultad para respirar junto con una tos seca y fiebre. No confunda este síntoma con el esfuerzo al hacer ejercicio. Llame al médico para una evaluación si esto le ocurre con frecuencia.

3. Dolor al orinar

Este síntoma, especialmente cuando se acompaña de fiebre, es un signo de infección. Una infección es un efecto secundario común de los fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME) y de los biológicos, pues suprimen el sistema inmunológico. A veces las infecciones se tornan graves. Comuníquese inmediatamente con su reumatólogo si presenta este y otros síntomas de infección de vías urinarias o vejiga.

4. Cambio de aspecto de un lunar

Un lunar que cambia de tamaño o color o una lesión de la piel que no sana podría ser un signo de cáncer. Aunque cualquier persona puede contraer la enfermedad (particularmente los individuos de piel clara que han pasado mucho tiempo en el sol), podría poseer mayor riesgo si toma inhibidores del FNT, clase de medicamento biológico como adalimumab (Humira) y etanercept (Enbrel). Es importante que le informe a su doctor de cualquier lesión cutánea sospechosa lo antes posible.

5. Cambio de peso inexplicable

Es común aumentar de peso bajo el tratamiento con algunos medicamentos como los corticosteroides y algunos antidepresivos, pero un aumento rápido o inexplicable podría indicar una enfermedad renal o insuficiencia cardíaca congestiva. Ambas son más comunes en ciertos tipos de artritis. Asimismo, adelgazar inexplicablemente podría ser un signo de mayor actividad de la enfermedad inflamatoria, enfermedad de la tiroides, úlceras estomacales relacionadas a AINE, o enfermedad celíaca o de Crohn. Hable con su médico si observa un cambio de peso repentino.

6. Dolor de pecho

Diversas clases de dolor se asocian a la artritis o los medicamentos. Los bifosfonatos para la osteoporosis pueden causar acidez estomacal o irritación del esófago. Las personas con artritis inflamatoria enfrentan un mayor riesgo de ataques cardiacos. Los AINES pueden incrementar este riesgo. Si siente pesadez o tirantez en el pecho acompañado de dolor que corre por la espalda, brazo, mandíbula o garganta, debilidad extrema, dificultad para respirar y palpitaciones irregulares entonces podría tener un ataque al corazón. Llame inmediatamente al 911.

7. Sangre en el excremento

Sangre en las heces podría ser un signo de diverticulitis (inflamación del colon), cáncer colorrectal, enfermedad de Crohn o sangrado gastrointestinal. Si el sangrado es por el  uso de AINE, generalmente produce heces color alquitrán. Heces negras como el alquitrán o sangre (obvia) siempre requieren de una pronta evaluación. Por otro lado, un poco de sangre en el papel higiénico podría deberse a hemorroides y no necesariamente ser motivo de preocupación si desaparece en pocos días.

8. Dolor en el tendón de Aquiles

El dolor y la hinchazón por arriba del talón pueden ser el resultado de un aumento de actividad física, lesión o usar zapatos sin soporte adecuado. Pero si también tiene dolor de espalda baja o articulaciones inflamadas, podría ser un signo de espondilitis anquilosante o artritis psoriásica. Es importante alertar al doctor para obtener un diagnóstico correcto en caso de tratarse deuna de estas enfermedades.

9. Tristeza o abatimiento persistentes

Los sentimientos de depresión son comunes cuando la artritis provoca dolor constante e interfiere con las labores diarias. Sin embargo, en algunos casos la depresión es un efecto secundario del proceso patológico o de los fármacos para la artritis, especialmente los corticosteroides. Es importante hablar con el médico sobre la depresión. Si está teniendo pensamientos suicidas, busque ayuda inmediatamente.

10. Aumento de la fatiga

Experimentar más fatiga de la habitual podría representar una mayor actividad inflamatoria de la enfermedad, fibromialgia, depresión o anemia. La artritis reumatoide, y a veces los medicamentos utilizados para tratar diversas formas de artritis pueden provocar fatiga. Quizás el cuerpo le esté diciendo que debe frenar si de repente tiene un gran aumento de la fatiga, pero sería conveniente que hablara con su reumatólogo si se vuelve frecuente, severa o dura más de una semana.