Medicamentos de venta libre o sin receta

Analgésicos y otras medicinas 

Puntos clave:

  • Algunos medicamentos para la artritis son de venta libre (sin receta).
  • El acetaminofeno (paracetamol), que reduce el dolor, y la aspirina, que reduce tanto el dolor como la inflamación, son los medicamentos de venta libre más frecuentemente usados para la artritis. Su médico puede sugerirle medicamentos de venta libre para el alivio a corto plazo del dolor y/o la inflamación
  • Los antiinflamatorios no esteroides (AINE), como el ibuprofeno y el naproxeno, reducen tanto el dolor como la inflamación. Las versiones de venta libre usan dosis menores que las de venta con receta. (Ver  sección  de AINE)
  • Los analgésicos tópicos pueden ser útiles para quienes tienen dolor leve a moderado debido a la OA y que no responden al acetaminofeno o no quieren una terapia sistémica (como tomar pastillas). No obstante, no son aconsejables para la OA de cadera, pues estando rodeada de muchos músculos grandes, y los medicamentos de uso externo no se absorben bien.
  • Al igual que la mayoría de los medicamentos, estos fármacos pueden causar efectos colaterales. Verifique con su médico si experimenta efectos indeseables o inusuales.

 

¿Qué son los medicamentos de venta libre o sin receta? 

Los medicamentos de venta libre (conocidos como medicamentos de autocuidado en muchos países de habla hispana) son aquellos que se pueden adquirir sin una receta o prescripción médica. Es decir, se obtienen directamente de los estantes de las farmacias, tiendas de descuento o supermercados.

Si usted tiene dolor articular continuo o recurrente, o hinchazón, debería ver cuál es la causa de estos síntomas antes de depender de los medicamentos de venta libre para combatirlos. Quizá tenga una lesión articular que requiera de atención médica. O tal vez sí sea artritis. En tal caso, necesita saber qué tipo de artritis es y si los medicamentos de venta libre son una elección adecuada para el manejo de los síntomas.

Existen muchos medicamentos de venta libre para alergias, resfriados o agruras. Pero algunos de los más comunes pueden servirle para aliviar el dolor leve a moderado de la artritis. Son tan comunes y corrientes que la gente los toma al azar, con frecuencia y sin darles gran importancia. Eso no es bueno, ni  seguro. Los medicamentos sin receta siguen siendo fármacos, tal como los de receta, pueden servirle si se usan apropiadamente o dañarle si no lo hace con cuidado.

Así que tome unos minutos para conocer estos medicamentos y asegurarse de obtener el alivio que precisa de manera segura.

PRECAUCION

Los fármacos sin receta son de fácil acceso, pero es importante hablar con su doctor para elegir y emplearlos de forma segura. Un medicamento de venta libre puede empeorar ciertas enfermedades o interferir con otros fármacos que esté tomando.

Medicamentos de venta libre para la artritis

El número de medicamentos que no requieren receta médica en las estanterías puede ser sobrecogedor. Pero una vez que conozca las opciones para el alivio del dolor leve a moderado, podrá hacer mejores selecciones para usted y su salud.

Hay dos tipos de medicamentos sin prescripción: acetaminofeno y fármacos antiinflamatorios no esteroides (FARME), los cuales incluyen aspirina, ibuprofeno y naproxeno. Aunque algunos FARME reducen la inflamación, los que están disponibles en los estantes no son antiinflamatorios efectivos.

Acetaminofeno

El acetaminofeno es un analgésico que se puede comprar sin prescripción médica y se emplea para el alivio del dolor (también para reducir la fiebre). Generalmente, es seguro cuando se toma según las indicaciones. Los doctores a menudo recomiendan a las personas con dolor de artritis que lo prueben primero como ayuda para el dolor. Quienes tienen insuficiencia renal, toman anticoagulantes (como warfarina o Coumadin) o que toman tres o más bebidas alcohólicas al día presentan un mayor riesgo de efectos secundarios (como consecuencia del medicamento).  Ellos deberán hablar con el doctor antes de tomar acetaminofeno.

Es importante limitar la cantidad total de acetaminofeno que se consume en un periodo de 24 horas. Encontrará productos que indican dosis diarias de 3,000 y 4,000 mg. Use la menor dosis posible que le proporcione alivio. Nadie debe ingerir más de 4,000 mg de acetaminofeno en un día. Pasarse de este límite puede provocar daño hepático grave.

Algunos individuos se exceden de la dosis máxima sin darse cuenta de esto, lo cual puede ocurrir se toman más de un medicamento que contenga acetaminofeno. Este compuesto es el ingrediente activo de cientos de medicinas, tanto de venta libre como recetados. Está en los productos para la artritis, para los dolores de cabeza (cefaleas), sinusitis, gripes, etc. Lo mejor es averiguar con el farmacéutico para que revise todos los medicamentos que esté tomando antes de hacer el gasto. Él le ayudará a cerciorarse de que no esté ya tomando acetaminofeno en otra presentación. Esté consciente de que  de que las abreviaciones y los términos como  “APAP”, “AC” “Acetaminoph”, “Acetaminop”, “Acetamin” o “Acetam” indican que el producto contiene acetaminofeno.

No tome acetaminofeno por más de 10 días sin la guía de un médico ni tome dos productos que lo contengan. Antes de consumir este medicamento revise cuidadosamente las indicaciones de uso. Una versión podría contener 325 mg por tableta, mientras que otra 500 mg por tableta y una tercera quizá  650 mg por tableta. Esto significa que cada versión posee su propia dosificación (qué tan seguido y el número máximo de tabletas a ingerir en un día). Hable con el farmacéutico donde en turno y pregúntele si tiene dudas sobre las dosis.

El acetaminofeno se puede tomar con o sin alimentos.

Las dosis de las diversas presentaciones de los medicamentos de venta libre varían

Lea con atención la etiqueta cada vez que compre un fármaco de venta libre.

Dos productos pueden contener el mismo ingrediente activo o pertenecer a la misma marca, pero eso no significa que tengan la misma cantidad del ingrediente activo en cada tableta o pastilla. Algunas marcas tienen distintos ingredientes activos bajo el mismo nombre. Pregúntele al farmacéutico si tiene dudas.

Antiinflamatorios no esteroides (AINE)

Muchos doctores recomiendan a sus pacientes de artritis que tomen un medicamento si receta tipo AINE para el alivio ocasional del dolor. Cuando se toma por hasta 10 días, los AINE son generalmente seguros. Pero es posible manifestar efectos secundarios (ver tabla). El riesgo de presentar dichos efectos aumenta conforme el tiempo que continúe consumiéndolos.

Antes de tomar un AINE, dígale al doctor o al farmacéutico si tiene alguna enfermedad cardiaca, hipertensión, insuficiencia renal o problemas del estómago. Las hemorragias estomacales o el riesgo a un ataque al corazón o apoplejía aumentan si ingiere más de un AINE que el indicado o por más tiempo que el establecido. Además, no debe tomar ibuprofeno ni naproxeno justo antes o después de una operación de corazón.

Los AINE pueden interactuar con otros fármacos, como en el caso de anticoagulantes (como warfarina o Coumadin) o clopidogrel (Plavix), corticosteroides, diuréticos y esteroides. Es importante que se informe con el doctor de las potenciales interacciones medicamentosas (entre varios fármacos) antes de tomarlo.

Las dosis de los AINE (cuánto y cómo tomar) y el máximo permitido de tabletas al día puede diferir. La cantidad de medicamento en cada tableta también puede ser distinta entre las diversas presentaciones. Lea las instrucciones con atención.

No consuma dos productos que contengan AINE. Hable con su médico antes de tomar acetaminofeno y un AINE. Debe ingerir cada dosis con un vaso lleno de agua. Tomar ibuprofeno o naproxeno con alimentos o leche puede ayudarle a prevenir malestares estomacales.

Comprenda las etiquetas de los medicamentos de venta libre

Preste atención a las etiquetas de los fármacos que compra sin receta para que pueda tomar las mejores  decisiones de salud y usar el producto adecuadamente. Aquí están algunos de los términos que encontrará y lo que quieren decir.

Ingrediente activo – sustancia química que hace que el medicamento surja efecto.

Uso – síntomas o enfermedad que trata el medicamento.

Precauciones – información de seguridad e indicaciones, incluyendo potenciales interacciones medicamentosas y efectos secundarios adversos, trastornos médicos que debe notificar al doctor antes de consumir; cuándo suspender el medicamento o llamar al médico.

Indicaciones  – cantidad a tomar y durante cuánto tiempo; cómo y con qué frecuencia se toma, según la edad.

Información adicional  – cómo almacenar o guardar la medicina.

Otros ingredientes  – ingredientes no activos, tales como colorantes o saborizantes.

(Adaptado de FDA “OTC Medicine. What´s right for your” online brochure)

Seleccione el medicamento adecuado

Antes de elegir un medicamento de venta libre, debe hablar con su doctor o farmacéutico. La mejor opción para usted seguramente dependerá de su edad, estado de salud en general, otras enfermedades o trastornos que pueda tener y los medicamentos que ya esté consumiendo. Otros factores que también influencian esta desición pueden incluir:

Forma: los medicamentos orales pueden encontrarse como tabletas recubiertas o no, como cápsulas, cápsulas recubiertas de gel, como líquidos, o en polvo.

Dosis: algunas presentaciones vienen con la opción de dosis “regular” o “potencia máxima” en la que cada tableta o píldora contiene más miligramos del ingrediente activo que la versión regular y cuyas indicaciones señalarán tomar menos o con menor frecuencia.

Otros ingredientes activos: además del ingrediente activo principal, algunos analgésicos también contienen cafeína o vienen en versiones para tomarse en la noche con difenhidramina para promover el sueño.

Siempre guarde las medicinas en lugares oscuros, frescos y secos, o según sean las indicaciones de la etiqueta

Efectos secundarios de los medicamentos de venta libre 

Los medicamentos que se adquieren sin receta son generalmente seguros si se siguen las indicaciones de la etiqueta. Sin embargo, el tener ciertos trastornos de salud u otros factores de riesgo le pueden exponer a un mayor riesgo de efectos colaterales. Las señales de reacciones alérgicas serias son raras, pero pueden ser: dificultad para respirar, piel rojiza o caliente e hinchazón de cara, labios, lengua o garganta. Algunos efectos adversos potenciales se muestran en la tabla que sigue. Es crucial que le diga a su doctor si experimenta cualquier efecto secundario.

Señales de sobredosis

No hay señales claras de sobredosis de AINE, y las de sobredosis de acetaminofeno no se manifiestan de inmediato. Si usted cree que ya ha excedido la dosis máxima diaria de un analgésico, llame a la línea de ayuda de los Centros de control de intoxicación y envenenamiento  al 1 800. 222.1222. No existe tratamiento casero para las sobredosis de medicamentos. Si tiene dificultades para respirar, siente que se va a desmayar o está excesivamente cansado, o si percibe cualquier otro síntoma anormal, llame al 911 o acuda al hospital más cercano.

                                                                          

Acetaminofeno            

(Marcas comunes: Excedrin*, Tylenol)

*Puede contener aspirina y cafeína.

Precauciones

  • Tomar demasiado acetaminofeno puede originar daño hepático serio. Beber alcohol incrementa este riesgo.
  • Si se produce una reacción en la piel (irritación, enrojecimiento, ampolla), consulte con su doctor o vaya al hospital más cercano.

AINE

Aspirina (Marcas comunes: Anacin° Bayer°, BC Powder°, Bufferin, Ecotrin)

Ibuprofeno (Marcas comunes: Motrin, Advil)

Naproxeno (Marcas comunes: Aleve, Equate)

° Puede contener cafeína.

Precauciones 

  • Todos los AINE pueden generar hemorragias estomacales severas. El riesgo aumenta si presenta úlceras en el estómago o problemas de sangrado, toma más de un AINE, bebe alcohol, consume anticoagulantes o corticosteroides o tiene 60 años o más. Estos fármacos también pueden causar malestares estomacales (dolor, estreñimiento, diarrea, flatulencias o gases).
  • Ingerir ibuprofeno o naproxeno puede aumentar el riesgo de ataque cardiaco o apoplejía si consume más de lo indicado o durante 10 días o más. Si está bajo régimen de aspirina de dosis baja para la prevención de ataques al corazón, el tomar ibuprofeno disminuye la efectividad de la aspirina para prevenir dichos ataques.

 

Sugerencias importantes de seguridad

  • Tenga una lista de todas sus medicinas, las cantidades que toma y el horario en que lo hace. Incluya medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos y yerbas. Muestre la lista al farmacéutico y pida que le asesore al momento de escoger un medicamento de venta libre.
  • Lea la etiqueta del fármaco con atención y siga las indicaciones de uso.

 

Recomendaciones para el consumo de analgésicos sin receta 

Cuando toma un medicamento de venta libre es crucial mantener una buena línea de comunicación con el doctor y seguir las instrucciones al pie de la letra. He aquí algunas recomendaciones que le ayudarán a conservar la salud y evitar o disminuir los efectos adversos.

Procure seguir las siguientes pautas

Hable con su doctor si:

  • Es alérgico a algún medicamento recetado o no, o si tiene cualquier otra alergia.
  • Presenta problemas de sangrado, del corazón, del hígado, de la presión, diabetes, insuficiencia renal, historial de abuso de alcohol, úlceras estomacales, enfermedad de los pulmones o asma.
  • Planea embarazarse, está embarazada o está lactando.
  • Va a someterse a una cirugía.

Lea toda la información que sus medicinas. Si tiene dudas o necesita ayuda para entender las etiquetas, acuda con su doctor o farmacéutico. 

Informe al doctor si experimenta cualquier efecto secundario o si el dolor se recrudece o dura más de 10 días.

Guarde sus medicamentos a temperatura ambiente y consérvelos lejos de luz, calor y humedad excesivos (por ejemplo, no en el baño).

Observe las siguientes precauciones

No tome el analgésico por más de 10 días a menos que se lo aconseje el doctor.

No ingiera dosis mayores de las indicadas en la etiqueta o según sean las instrucciones del doctor. Puede ser peligroso excederse de la dosis máxima.

No doble la siguiente dosis si omitió una. Tome la dosis normal que le corresponde y siga con el horario acostumbrado.

No consuma fármacos múltiples que contengan acetaminofeno o AINE. Ingerir medicinas con ingredientes múltiples al mismo tiempo con el mismo ingrediente activo eleva el riesgo de sobredosis.

No combine los medicamentos AINE o acetaminofeno con el alcohol. Ello puede empeorar úlceras y sangrado estomacales e incrementar el riesgo de daño hepático.