Ingredientes de alimentos que pueden causar inflamación

Cuando se tiene artritis, el cuerpo está inflamado, y lo que come puede no solamente aumentar la inflamación sino predisponerle a otras enfermedades crónicas como obesidad, trastornos cardiovasculares y diabetes. He aquí algunos ingredientes que podrían desencadenar más inflamación en el cuerpo.

Azúcar

Quizá le cueste trabajo resistir los postres, pasteles, barras de chocolate, refrescos, etc. No obstante, la Revista Americana de Nutrición Clínica advierte que los azúcares procesados desencadenan la liberación de sustancias que promueven la inflamación llamadas citocinas. El azúcar aparece con una variedad de nombres, sepa que cualquier palabra terminada en “osa”, como fructosa o sacarosa realmente significa azúcar en los ingredientes de las etiquetas.

Grasas saturadas

Varios estudios han demostrado que estas grasas desencadenan inflamación del tejido adiposo (graso), lo que no solo indica enfermedad cardiovascular, sino que también empeora la inflamación de la artritis. Las pizzas y el queso son las principales fuentes de grasas saturadas en la dieta estadounidense promedio, según el Instituto Nacional del Cáncer. Otros culpables son los productos cárnicos, los productos lácteos, las pastas y los postres a base de granos.

Grasas tipo trans

En la década de 1990 los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard dieron la alarma sobre las grasas tipo trans. Conocidas por desencadenar una inflamación sistémica, las grasas trans pueden encontrarse en comidas rápidas y otros productos fritos, bocadillos procesados congelados y para el desayuno, galletas, donas y margarinas de barra. Evite los alimentos con aceites parcialmente hidrogenados.

Grasas omega-6

Los llamados ácidos grasos omega 6 son esenciales para el desarrollo y crecimiento normal. El cuerpo necesita un equilibrio saludable de ácidos grasos omega 6 y omega 3. El consumo excesivo de omegas 6 puede activar el cuerpo para generar sustancias proinflamatorias. Estos ácidos grasos se hallan en los aceites de maíz, cártamo, girasol, uva, soya, maní y vegetales; mayonesas y muchos aderezos para ensaladas.

Carbohidratos refinados

Entre estos se encuentran los productos de harina blanca como galletas y todo tipo de panes, arroz blanco, papas blancas (puré instantáneo o papas fritas) y muchos cereales. Según Scientific American, los carbohidratos procesados tienen a las grasas como el principal impulsor del aumento en las tasas de obesidad y otras enfermedades crónicas. Estos alimentos de índice glucémico alto estimulan la inflamación al generar precursores de compuestos de glicación avanzada (llamados AGE por sus sílabas en inglés).

MSG

El mono sodio glutamato (MSG) es un saborizante artificial de los alimentos y se halla comúnmente en los productos orientales y de salsa de soya, pero también se le añade a comidas rápidas, sopas instantáneas, aderezos de ensaladas y carnes frías. Este producto químico puede desencadenar dos importantes vías de inflamación crónica y afectar la salud del hígado.

Gluten y caseína

Las personas con dolor articular que son sensibles al gluten, mismo que se encuentra en trigo, cebada y centeno, o a la caseína, presente en productos lácteos, hallarán alivio al evitarlos. Aquellos diagnosticados con enfermedad celíaca, en que el gluten dispara una respuesta inmunológica que daña el intestino delgado y a veces causa dolor en las articulaciones, se beneficiarán de adoptar una dieta sin gluten. Puede haber una superposición en la que ciertos individuos con artritis tengan también sensibilidad al gluten la enfermedad celiaca.

Aspartamo

¿Quiere sustituir el azúcar? El aspartamo es un edulcorante artificial carente de valor nutritivo que se halla en más de 4,000 productos en todo el mundo. Aunque la FDA lo ha aprobado, los estudios sobre sus efectos son contradictorios y el impacto en quienes tienen enfermedades del sistema inmunológico se desconoce. Si usted es sensible a este químico, podría reaccionar a esta “sustancia extraña” atacando (bajo una respuesta alterada o anormal) a los tejidos propios y causando inflamación.

Alcohol

El alcohol es una carga para el hígado. Su consumo debilita la función hepática y perturba las interacciones de otros órganos pudiendo generar inflamación. Es mejor eliminarlo o usarlo al mínimo.

¡Venza la inflamación!

Elimine los alimentos que generan inflamación, aumentando la proporción de frutas y verduras en la dieta.  Ingiera más ácidos omega-3 (presentes en semilla de linaza, nueces y algunos suplementos). Puede emplear sustitutos veganos de casi todos los productos para cocinar (leches de almendras, coco, etc. queso de soya, etc.). Haga de las nueces (hay una gran variedad para todos los gustos) y legumbres como frijol, garbanzo, lenteja, etc. su fuente de proteína. Si quiere más ideas, visite nuestra sección Nutrición.