Glucosamina y sulfato de condroitina

 

La información contenida en ésta página no debe reemplazar las recomendaciones e indicaciones proporcionadas por su médico. La glucosamina y la condroitina son suplementos nutricionales y como tales no están sujetos a las mismas reglamentaciones estrictas requeridas para los fármacos de venta libre y sin receta. Por consiguiente, si decide tomar cualquier suplemento, lo hará por su cuenta. Asegúrese de consultar a su médico antes de probar estos suplementos. Cerciórese de que la causa del dolor sea osteoartritis. No interrumpa ni reduzca la dosis de los medicamentos recetados que toma actualmente hasta consultar al doctor.

¿Qué son la glucosamina y el sulfato de condroitina?

  • Este suplemento puede contener glucosamina en forma de N-acetil glucosamina o sales de sulfato o clorhidrato, y condrotina como sulfato de condroitina. Ambas son sustancias que se producen naturalmente en el cuerpo, presentes en el cartílago y que ayudan a mantener su elasticidad, lubricado las articulaciones

Glucosamina:

  • La glucosamina es un aminosacárido que desempeña un papel importante en la formación y reparación del cartílago.
  • La glucosamina (como suplemento) se extrae de los crustáceos, (como langostas,camarones o cangrejos). Si es alérgico al pescado o lleva una dieta excenta de productos de origen animal busque fórmulas vegetarianas/veganas.

Sulfato de condroitina:

  • El sulfato de condroitina forma parte de una molécula proteica grande (proteoglicano) que proporciona elasticidad al cartílago.
  • El sulfato de condroitina (como suplemento) se extrae, en la mayoría de los casos, del cartílago de la tráquea de reses, pero en Japón también se lo extrae del cartílago de tiburón. Al igual que la glucosamina, se puede sintetizar en el laboratorio.

¿Para qué se utilizan estos suplementos?

  • Estos suplementos se han utilizado para tratar la osteoartritis (OA) en caballos y perros durante muchos años.
  • En Europa, la glucosamina y el sulfato de condroitina se han utilizado para tratar la OA en humanos desde la década de 1980.
  • Es importante recordar que estos suplementos no han sido bien estudiados como tratamiento de otras formas de artritis o enfermedades asociadas, tales como la artritis reumatoide (AR) o la gota, o para tratar otras causas de dolor, tales como las fracturas por esfuerzo.

¿Qué estudios se han hecho?  

  • Un estudio pequeño realizado en 2012 mostró mejoría de los síntomas al usar glucosamina junto con un AINE, y un menor, pero significativo alivio con la glucosamina sola.
  • En 2015 se han efectuado un par de estudios más sobre el uso de glucosamina y condroitina para el manejo del dolor de rodilla asociado a OA. En el primero, se comparó la efectividad y la seguridad del suplemento con la del celecoxib (medicamento comercializado como Celebrex). Se encontró que el suplemento en cuestión mostró una eficacia comparable al fármaco en reducción del dolor, rigidez, limitaciónes funcionales e inflamación articular tras el uso prolongado de seis meses. (ARD Online First, Jan 14, 2015. Ann Rheum Dis doi:10.1136/annrheumdis-2014-206792)
  • El más reciente estudio, publicado en Marzo 2015, que también analizó la efectividad del suplemento en pacientes con OA de rodilla, dio resultados menos alentadores. Según los investigadores, el suplemento no demostró aliviar apreciablemente los síntomas o modificar el avance de la OA. (Effects of Glucosamine and Chondroitin Supplementation on Knee Osteoarthritis. Arthritis and Rheumatology. March 2015).

 ¿Qué hacen estos suplementos?

  • En estudios realizados principalmente en Europa, algunas personas con OA leve a moderada que tomaron glucosamina o sulfato de condroitina evidenciaron cierto alivio del dolor y un mejor funcionamiento de la articulación. Sin embargo, los hallazgos de las investigaciones en los EE.UU no son consistentes, ya que se han visto resultados contradictorios.

¿Qué características debe tener el suplemento?

  • La glucosamina viene en diversas formas, la más común es el sulfato de glucosamina y el hidrocloruro de glucosamina. Aunque ambas formas tengan la misma eficacia, la mayoría de los estudios se realizaron con la forma de sulfato.
  • Los productos de cartílago de tiburón contienen sulfato de condroitina, pero la cantidad y la calidad del sulfato de condroitina no es consistente.
  • Dado que los suplementos dietéticos no están estrictamente regulados, la calidad y el contenido pueden variar ampliamente.

Algunas sugerencias para escoger productos de calidad son:

  • Escoger un producto fabricado por una compañía grande y respetable que pueda responsabilizarse.
  • Leer las etiquetas de los productos cuidadosamente para asegurarse de que la lista de ingredientes tenga sentido.
  • Pedir recomendaciones a su médico o farmacéutico.

¿Cómo se toman estos suplementos?

  • Si decide tomar estos suplementos, los expertos recomiendan tomar la cantidad utilizada en la mayoría de los estudios clínicos:
    • Glucosamina: cápsulas, tabletas, líquido o polvo, 1,500 mg (miligramos) al día. 
    • Condroitina: cápsulas, tabletas y en polvo, de 800 a 1,200 mg por día dividido en dos a cuatro dosis.
  • Si esta dosis alivia los síntomas, puede disminuir la cantidad gradualmente después de los primeros meses.
  • Puede tomar un mes antes de que note cualquier mejoría.
  • Generalmente se recomienda tomar la glucosamina y el sulfato de condroitina juntos, aunque no se sabe a ciencia cierta si la combinación surte un mejor efecto que el uso individual de cada sustancia.
  • Debe planificar el consumo de los suplementos junto con los medicamentos que toma actualmente durante 6 a 8 semanas. Si el dolor baja, consulte con su médico si debe disminuir o interrumpir los otros medicamentos durante un tiempo, para verificar si se realiza algún cambio en los niveles de dolor y rigidez.
  • Si luego de cuatro a seis meses no nota ningún cambio en los síntomas, probablemente los suplementos no le proporcionen ningún alivio. Algunas personas pueden experimentar un alivio parcial utilizando los suplementos, pero posiblemente deban seguir tomando los medicamentos para un alivio completo.

¿Estos suplementos tienen efectos colaterales?

  • Tanto la glucosamina como el sulfato de condroitina pueden presentar los siguientes efectos colaterales:
    • Aumento de gas intestinal
    • Malestar estomacal
    • Deposiciones más blandas
  • Se deben realizar más estudios para confirmar la seguridad y la eficacia de los suplementos. Acuda a su médico si nota algún síntoma nuevo o inusual al tomar estos suplementos.

Precauciones

  • Los niños, las mujeres embarazadas y las mujeres que pueden quedar embarazadas no deben tomar estos suplementos. Estas sustancias no se estudiaron lo suficiente como para determinar los efectos que pudieran tener en un feto en desarrollo o en un niño.

Las personas que presenten las afecciones enunciadas a continuación deben tomar precauciones con estos suplementos:

Glucosamina:

  • Diabetes, dado que la glucosamina es un aminosacárido, los diebéticos deben controlar los niveles de azúcar en sangre con más frecuencia al tomar estos suplementos.
  • Individios bajo anticoagulantes como warfarina (Coumadin) en combinación con clorhidrato de glucosamina con o sin condroitina deberán abstenerse de ingerir el suplemento.
  • Alergia a los mariscos, si es alérgico a los mariscos, consulte a su médico antes de comenzar a tomar glucosamina. En la mayoría de los casos, las alergias son causadas por las proteínas que se encuentran en los mariscos, no por la quitina, carbohidrato del cual se extrae la glucosamina. 
  • Glaucoma, un nuevo estudio sugiere que las personas con este trastorno o con hipertensión intraocular podrían empeorar la presión del ojo si toman glucosamina. Otros efectos secundarios son aumento de triglicéridos y colesterol.

Sulfato de condroitina: 

  • Este suplemento puede incluir componentes de estructura similar a la heparina, fármaco anticoagulante, por lo que ingerirlo junto con un AINE, como por ejemplo, la aspirina, podría aumentar el riesgo de hemorragia. En este caso es aconsejable tomarse el tiempo de protrombina y coagulación con más frecuencia.
  • Ciertas tabletas pueden contener niveles altos de manganeso (Mn), lo que podría causar envenenamiento del sistema nervioso a largo plazo (si sobrepasa 11 mg Mn/día). Además, como la condroitina proviene de ganado bovino, existe la posibilidad remota de contaminación asociada a la enfermedad de las vacas locas.
  • Si es alérgico a las sulfonamidas, empiece con dosis pequeñas de condroitina y esté alerta si aparecen efectos secundarios. Otros efectos son diarrea o estreñimiento.

Consideraciones:

  • El American College of Rheumatology, en sus más recientes recomendaciones para el tratamiento inicial de OA (2012) no recomienda la glucosamina o la condroitina a los pacientes con osteoartritis. La glucosamina y la condroitina solas o juntas no siempre les funciona a todos. Sin embargo, quienes decidan probar estos suplementos y se beneficien de ellos no tienen que suspenderlos. Tomarlos a largo plazo parece ser seguro.
  • Note que los estudios del suplemento se han hecho en pacientes con dolor de rodilla asociado a OA, por lo que no puede asumir la validez de su uso en otras articulaciones del cuerpo u para otros tipos de artritis.
  • Las discrepancias en la efectividad de la condroitina también pueden generarse de las variaciones en las dosis y la calidad de los suplementos. El contenido de condroitina tiende a variar bastante entre diferentes marcas. Lo mismo se puede decir de los suplementos de glucosamina. Hable con su doctor o farmacéutico sobre qué marca elejir de cualquiera de estos productos, o combinación de los mismos.

Otros Recursos 

  • Consulte a su médico.
  • Folletos e información sobre formas específicas de artritis para que los demás puedan comprender la enfermedad: visite nuestra sección de Productos en español