EN

Huevos rancheros para el desayuno en los días de semana

Acompañe sus tortillas con unos deliciosos frijoles y huevos para darle un toque mexicano a un desayuno fácil y nutritivo.

15 min.

para preparar y cocinar

433 cal

calorías por porción

2 porciones

Rinde 2 porciones 

Descripción general

Los huevos rancheros pueden parecer una receta demasiado suntuosa y complicada para hacer durante la semana, pero esta receta no solo lo hace posible, sino que además es saludable y deliciosa. Gracias a su aporte de proteína y vitaminas del grupo B, los huevos son una excelente opción de desayuno. Dan una sensación de saciedad, lo que, según los estudios, favorece la pérdida de peso. Además, los frijoles agregan fibra, proteína y calcio protector para los huesos, magnesio, hierro y zinc a su dieta.
 
Para preparar esta receta, necesitará una olla o cacerola pequeña y una sartén antiadherente (depende de cómo decida cocinar los huevos). 
 
Información nutricional (por porción)*: grasa total (7.5 g); carbohidratos (66 g); sodio (352 mg); azúcar (2 g); fibra (21 g); colesterol (168 mg); proteína (28 g)

 

Ingredientes

1 lata de frijoles negros de 15 onzas 
1/2 cucharadita de comino molido 
1/4 taza de salsa 
2 huevos 
2 tortillas de maíz 
2 cucharadas de queso rallado 

Preparación

En una olla pequeña o en el microondas, caliente los frijoles negros (con sus juegos), el comino y la salsa. 

Cocine los huevos como prefiera y tueste ligeramente las tortillas de maíz. 

Sirva las tortillas en platos y coloque encima de cada una la mitad de los frijoles, 1 huevo, 1 cucharada de queso y un poco más salsa si lo desea.

Consejos y beneficios sobre los ingredientes

  • Para reducir el contenido de sal y grasa en su dieta, y preparar los huevos rancheros del modo más saludable posible, busque mezclas de quesos mexicanos con bajo contenido graso y porotos enlatados, salsa y tortillas con bajo contenido de sodio. Las personas que toman corticoesteroides para tratar la artritis reumatoide necesitan prestar especial atención al consumo de sal, porque estos medicamentos pueden hacer que el cuerpo retenga un exceso de sodio.  
  • Puede cocinar los huevos como prefiera, pero los huevos rancheros tradicionales se sirven fritos o escalfados, para que la yema líquida se mezcle con la salsa y los frijoles. Hacer huevos escalfados es más fácil de lo que cree. Rompa cada huevo en un bol pequeño o una taza medidora y vuélquelos en agua hirviendo a fuego lento. Cocínelos entre 3 y 4 minutos o hasta que la clara se solidifique y las yemas aún estén líquidas. Use una espumadera para sacar cada uno de los huevos del agua y sírvalos sobre los frijoles, el queso y la salsa.  
  • Para calentar las tortillas, envuélvalas en una toalla de papel y luego en papel de aluminio, y cocínelas brevemente en el horno. O puede calentarlas en una sartén hasta que estén apenas marrones de ambos lados.  

 
 
*Descargo de responsabilidad: Toda la información nutricional proporcionada es aproximada y se basa en las medidas del USDA. Las cantidades reales pueden variar en función de los ingredientes exactos utilizados, la forma de preparación y el tamaño de la porción. 

 

Manténgase informado. Viva en el sí.

Participe en la comunidad de la artritis. Cuéntenos un poco acerca de usted y, de acuerdo a sus intereses, recibirá correos electrónicos con la información más reciente y los recursos necesarios para vivir una vida plena y para conectarse con otras personas.